Más que palabras

remedios sosa

Las silenciadas víctimas de SPANAIR en el Parlamento

Sin titulo

LOS PENSIONISTAS VUELVEN A LA CALLE EN SEPTIEMBRE. Tras su encuentro con la ministra de Trabajo, Magdalena Valeria, los pensionistas no ven motivos para paralizar sus movilizaciones y retomarán sus protestas en el mes de Septiembre. Por lo pronto ya preparan movilizaciones en Madrid tras recibir del gobierno sólo “buenas palabras” sin aportar medidas ni compromisos  precisos.  

LAS CAMARERAS DE PISO DEL HOTEL BE LIVE EN HUELGA. Las trabajadoras lanzaroteñas iniciaron paros parciales para reclamar un descenso en las actuales cargas de trabajo y el número de habitaciones por jornada laboral. Ya antes las camareras habían hecho lo propio para reclamar el abono de salarios retrasados. La huelga puede llegar a ser indefinida.

CONCENTRACIÓN DE CAMARERAS DE PISO EN LOS CRISTIANOS. El próximo 25 de agosto, las camareras de piso se concentrarán en la plaza de la Iglesia de los Cristianos desde las 16,30 a las 19 horas. Con esta protesta, el colectivo vuelve a reclamar una regulación de su profesión, una jubilación anticipada y reconocimiento de las enfermedades profesionales, con una gran incidencia en el sector de hostelería. 

LOS BOMBEROS DE LAS PALMAS SE PLANTAN. Pese a la teórica composición progresista, el grupo de Gobierno de la ciudad de las Palmas continúa sumando conflictos. Son ahora los bomberos los que se han plantado contra las horas extraordinarias por la negativa de la Corporación a abonarlas. El alcalde contrató esquiroles durante los pasados fuegos de San Lorenzo para sustituir a los trabajadores públicos.

 

Memoria

 

Fernando Clavijo y los inmigrantesSin rodeos

Seguramente, no por solidaridad sino por continuar con su patético servilismo con el Reino de España, es la segunda ocasión en la que el presidente Clavijo, sin nadie pedírselo, ofrece a Canarias como receptora de emigrantes. Nuestro quijotesco y servil presidente no tuvo siquiera la prudencia de esperar el pronunciamiento de las autonomías españolas con más recursos que el país canario y conocer el cupo de desplazados que las mismas estarían dispuestas a aceptar. No, el dadivoso representante de la autonomía canaria, oferta la caridad y la acogida que, precisamente, su gobierno es incapaz de dispensar a los menesterosos de su propia comunidad, asolada como se sabe por la pobreza el desempleo y el trabajo esclavista. Hasta el posible que don Fernando, tras publicitar por el mundo los bajos salarios que se pagan a los trabajadores canarios para que las empresas foráneas hagan negocio en nuestro territorio, pretenda ahora aumentar y mejorar su anterior oferta trayendo a las islas todos los inmigrantes posibles para captar nuevas inversiones foráneas con abundante y negra mano de obra, sin derechos laborales  y salarios aún más bajos.     

Arrecia la ofensiva antidemocrática

La sanción económica impuesta al sindicalista Jacinto Ortega por denominar corrupto al empresario y la absolución del policía que agredió a Dunia Ramos por portar una bandera nacional canaria, evidencia el retroceso en las libertades sindicales y políticas y el mantenimiento de la deriva opresora en el País canario.

Sin cargos el policía local de acusado de agredir a una mujer tras arrebatarle una bandera canaria

 

dunia ramosEl pasado 19 de enero, la Magistrada del Juzgado de lo Penal de Las Palmas, doña Mónica Oliva, absolvía al policía local, Antonio Aníbal Álamo Ramos, de un delito de lesiones, desestimando la denuncia formulada por doña Dunia Ramos Medina, por haber sido objeto de una agresión física y de la retirada violenta de una bandera nacional canaria durante la fiesta de La Rama del 2013 en el municipio grancanario de Agaete. Instantes antes del incidente, el policía advirtió vociferante: "Ahi está el alcalde", refiriéndose a Antonio Calcines del PP. La agredida, por las lesiones recibidas en una pierna necesitó de dos días de ingreso hospitalario y de tratamiento rehabilitador, tardando en curar 422 días (229 impeditivos y 193 no impeditivo).

La sentencia tras alargarse en 4 páginas de retórica procesal y de jurisprudencia que no vienen al caso, afirma que no queda acreditados que las lesiones sufridas por la señora Ramos hayan sido ocasionadas por el ataque directo y empujones realizados por el agente Álamo Ramos y que, contrariamente, resulta creíble que haya sido el resultado de una caída cuando la ciudadana se disponía a recuperar la bandera arrebatada por el policía.
Aunque el texto de la sentencia de 9 páginas elude precisarlo, la bandera objeto del grave incidente, es una bandera canaria con siete estrellas, aunque sí afirma, sin merecer tampoco sanción o reprobación judicial alguna, que el tal Antonio Aníbal, arrebató la bandera sujeta a una caña, partió esta y la lanzó contra una montículo de los alrededores.
Intersindical Canaria disiente enérgicamente de esta sentencia judicial y hacemos nuestro el testimonio de doña Dunia Ramos, avalada además por las testigos de los hechos. La versión policial, merecedora de una sorprendente credibilidad para la judicatura, recuerda a la argumentada tantas veces por los cuerpos policiales y los ámbitos gubernamentales cuando se ha ejercido la violencia contra las posiciones políticas o sindicales que propugnan el cambio y la justicia social, y que en esta ocasión la simbolizaba una bandera nacional canaria portada por una pacífica ciudadana en un acto festivo. Además, el fallo judicial es una más que sumar a la actual deriva represiva contra la libertad de expresión, y los derechos sindicales  y nacionales del conjunto de los canarios.

17C6BCD0 99D7 400F 93D1 878509282BDC

Cambio climatico 

Opinión

Los hechos

demuestran ...

Huelga 14 Nov 2012que la organización y unidad de los trabajadores, es la herramienta más efectiva para la protección de sus derechos y avanzar en su dignificación laboral y social. Todo los grandes retrocesos sufridos por los trabajadores han coincidido con su desmovilización y apatía, todos los grandes avances de la clase trabajadora han sido acompañados de procesos de unidad laboral y lucha sindical. La forma natural y más efectiva de concentración de fuerzas para que se nos respete está en los sindicatos como organizaciones de los trabajadores.