Ahora Canarias 20.2.2108

 

Más que palabras

Sin titulo

breve laboral

Breve laboral

 

Los firmantes del convenio de Hostelería, dejan en suspenso el salario ya pactado.

Tras la firma del Convenio Colectivo de Hostelería de la provincia de Santa Cruz de Tenerife con Sindicalistas de Base, esta organización escindida de CC.OO ha dado marcha atrás y ha atendido la petición de la patronal para no hacer efectivo el abono del salario previamente pactado. Los empresarios han alegado indisponibilidad económica para atender su compromiso por “alta” cuantía de lo pactado, argumento este que contrasta con la larguísima congelación salarial que han sufrido los trabajadores, los sueldos miserables de la mayoría de las categorías laborales y los elevadísimos beneficios empresariales que ha tenido el sector.

Ashotel y Sindicalistas de Base 150219

 

El servicio de Mediación de Canarias (SEMAC) inoperativo por la falta de personal

Este servicio, encargado entre otras misiones de mediar y conciliar por la vía del acuerdo los conflictos laborales entre empresa y trabajador, carece de medios técnicos y humanos haciéndole inoperativo y alargando innecesariamente el proceso de tramitación previa a la entrada de las demandas en los juzgados de lo Social.

 

El alcalde de Tacoronte, tacha de inmoral el Convenio colectivo

Los premios por jubilación o la celebración de asambleas en horas de trabajo, son las razones esgrimidas por el dictadorzuelo alcalde de Coalición Canaria, Álvaro Dávila, para condenar y calificar de “inmoral” el Convenio Colectivo firmado voluntariamente en su momento entre la corporación y la representación de los trabajadores del ayuntamiento de Tacoronte. Antes de estas destempladas declaraciones, varias concejalas del mismo grupo político de Dávila presentaron al pleno su cese irrevocable por resultarles imposibles la convivencia con el déspota alcalde.

Memoria


Sin rodeos

Se acentúa  la regresión social y laboral

Como efectos de una gran campaña de manipulación social, acontecimientos como los graves síntomas que indican el camino sin retorno hacia la extrema degradación climática, vienen siendo menospreciados a pesar de sus trágicas y futuras consecuencias. Tampoco la retirada de los EE.UU del acuerdo sobre el control de armas nucleares pactado con Rusia, ha tenido la suficiente relevancia difusora a pesar de encontrarnos ante la posibilidad de estar avanzando hacia una peligrosa confrontación armada. Geográficamente más cerca, la actualidad y atención política se mueve entre las grotesca tramoya en torno a las negociaciones del gobierno español con los soberanistas catalanes y el juicio político a los presos independentistas del process. También la intoxicación de la opinión pública en el objetivo del desgaste de Nicolás Maduro, como único y legítimo presidente venezolano se suma a esta danza macabra. En estos contextos colindantes y supranacionales, la convergencia de la ultraderecha española se apresura a sacar partido para forzar la quiebra de los avances sociales de esta frágil democracia. En esta interminable ceremonia de  deformación y manipulación, los trabajadores del estado español, pero especialmente los de esta colonia atlántica,  llevan la peor parte. La anunciada recuperación de los derechos laborales se volatizan; la divulgada derogación de la  nefasta reforma laboral  se pospone sine die;  la clase empresarial extrema la explotación de los trabajadores, y la calidad y cohesión de los servicios públicos continúan en un acelerado proceso de deterioro. La pobreza, el desempleo, los bajos salarios y la paupérrima calidad laboral, se mantienen como los elementos vergonzantemente  identificativos del País canario. Asistimos, por tanto a una confabulación del “lado obscuro” que pretende paralizar el avance social y la voluntad soberana de los pueblos que las fuerzas del progreso debemos impedir.

thumbnail P8021245 copia 2 Juan A. Gutiérrez y Cati Darias durante el debate Las dependencias del Centro de la Cultura Popular Canaria de la Ciudad de La Laguna y Radio San Borondón, acogieron recientemente un interesante debate sobre la campaña impulsada por Intersindical Canaria para reivindicar la dignificación salarial y laboral de los trabajadores canarios, ante la persistencia de una discriminación que impone los peores indicadores sociales y laborales en relación a la medida española y europea. Ello, no obstante, de haberse producido durante los dos últimos años un balance económico que ha multiplicado los beneficios de las patronales mientras persiste una extracción de capital fuera de las islas subcionado por la empresas foráneas, especialmente del sector servicios.


Juan Antonio Gutiérrez y Cati Darias, secretario de Organización y adjunta a la secretaria de Comunicación de Intersindical Canaria, respectivamente, tras hacer una exposición de las intenciones de entablar un principio de acuerdo con otros sindicatos para la concreción de medidas que rompan con tal indeseable situación, resaltaron el ascendente proceso de exclusión social de las clases populares canarias, empujadas a la pobreza, al desempleo y a ínfimos salarios y pensiones. El Marco Canario de Relaciones Laborales y la Ley de Residencia, se plantearon en el debate como medidas necesarias a la vista de la situación social y laboral que se está creando en el conjunto de la nación canaria, y especialmente en zonas como en Fuerteventura en la que, frente a los nativos, la gran mayoría de residentes son extranjeros, circunstancia que además de cercenar las expectativas laborales, empuja a un proceso imparable de pérdida de identidad y desarraigo. Desde el público interviniente se planteó la posibilidad de si en esta situación discriminativa y de opresión continuada justificaba actitudes de violencia como respuesta a la agresión interior y externa hacia la mayoría de la sociedad canaria integrada por los trabajadores, considerándose que, no cono acción sino como reacción a la agresión, se consideraba lógica y razonable.

Sin titulo

Territorio

 16.2.20192

Opinión

 

el roto despido iii2

 

Los hechos

demuestran ...

Huelga 14 Nov 2012que la organización y unidad de los trabajadores, es la herramienta más efectiva para la protección de sus derechos y avanzar en su dignificación laboral y social. Todo los grandes retrocesos sufridos por los trabajadores han coincidido con su desmovilización y apatía, todos los grandes avances de la clase trabajadora han sido acompañados de procesos de unidad laboral y lucha sindical. La forma natural y más efectiva de concentración de fuerzas para que se nos respete está en los sindicatos como organizaciones de los trabajadores.