Más que palabras

remedios sosa

Las silenciadas víctimas de SPANAIR en el Parlamento

Sin titulo

LOS PENSIONISTAS VUELVEN A LA CALLE EN SEPTIEMBRE. Tras su encuentro con la ministra de Trabajo, Magdalena Valeria, los pensionistas no ven motivos para paralizar sus movilizaciones y retomarán sus protestas en el mes de Septiembre. Por lo pronto ya preparan movilizaciones en Madrid tras recibir del gobierno sólo “buenas palabras” sin aportar medidas ni compromisos  precisos.  

LAS CAMARERAS DE PISO DEL HOTEL BE LIVE EN HUELGA. Las trabajadoras lanzaroteñas iniciaron paros parciales para reclamar un descenso en las actuales cargas de trabajo y el número de habitaciones por jornada laboral. Ya antes las camareras habían hecho lo propio para reclamar el abono de salarios retrasados. La huelga puede llegar a ser indefinida.

CONCENTRACIÓN DE CAMARERAS DE PISO EN LOS CRISTIANOS. El próximo 25 de agosto, las camareras de piso se concentrarán en la plaza de la Iglesia de los Cristianos desde las 16,30 a las 19 horas. Con esta protesta, el colectivo vuelve a reclamar una regulación de su profesión, una jubilación anticipada y reconocimiento de las enfermedades profesionales, con una gran incidencia en el sector de hostelería. 

LOS BOMBEROS DE LAS PALMAS SE PLANTAN. Pese a la teórica composición progresista, el grupo de Gobierno de la ciudad de las Palmas continúa sumando conflictos. Son ahora los bomberos los que se han plantado contra las horas extraordinarias por la negativa de la Corporación a abonarlas. El alcalde contrató esquiroles durante los pasados fuegos de San Lorenzo para sustituir a los trabajadores públicos.

 

Memoria

 

Fernando Clavijo y los inmigrantesSin rodeos

Seguramente, no por solidaridad sino por continuar con su patético servilismo con el Reino de España, es la segunda ocasión en la que el presidente Clavijo, sin nadie pedírselo, ofrece a Canarias como receptora de emigrantes. Nuestro quijotesco y servil presidente no tuvo siquiera la prudencia de esperar el pronunciamiento de las autonomías españolas con más recursos que el país canario y conocer el cupo de desplazados que las mismas estarían dispuestas a aceptar. No, el dadivoso representante de la autonomía canaria, oferta la caridad y la acogida que, precisamente, su gobierno es incapaz de dispensar a los menesterosos de su propia comunidad, asolada como se sabe por la pobreza el desempleo y el trabajo esclavista. Hasta el posible que don Fernando, tras publicitar por el mundo los bajos salarios que se pagan a los trabajadores canarios para que las empresas foráneas hagan negocio en nuestro territorio, pretenda ahora aumentar y mejorar su anterior oferta trayendo a las islas todos los inmigrantes posibles para captar nuevas inversiones foráneas con abundante y negra mano de obra, sin derechos laborales  y salarios aún más bajos.     

25 noviembre maltrato violencia mujerLa dura y triste realidad es que los datos en nuestro archipiélago son alarmantes y es que en lo que va de año, cuatro de las 44 mujeres asesinadas a manos de sus parejas o exparejas eran vecinas canarias. Las agresiones físicas y las denuncias por violencia no hacen más que incrementar día tras día, llamando la atención como aumenta su incidencia entre las generaciones más jóvenes, cuestiones éstas que parecen pasar desapercibidas ante el gobierno de canarias, quien sigue sin poner en marcha y aplicar políticas activas que pongan freno a ésta lacra. Las denuncias por maltrato, siguen sin conseguir parar de forma efectiva la violencia machista y el número de muertes no hace más que aumentar, limitándose por parte de nuestras instituciones , a realizar un recuento de mujeres asesinadas cada año, sin lograr que este problema sea una prioridad y se busquen soluciones efectivas y reales de una vez por todas.

 

A lo anterior hay que añadir, que cuando usamos el término “violencia contra las mujeres” no sólo nos referimos a la agresión física, la muerte y el terror que ello supone en todas aquellas mujeres maltratadas y sus familias, sino que también entendemos que su significado abarca la discriminación a la que se somete a la mujer en el plano laboral y social. Éste fenómeno se hace palpable en las serias y mayores dificultades de acceso al trabajo que tienen las mujeres, tan sólo por el hecho de su propia condición e idiosincrasia, así como la diferencia de salarios con respecto a los hombres y el tipo de trabajo y condiciones que desempeñan muchas de ellas. Muy pocas ocupan puestos directivos y una gran mayoría queda relegada a puestos y actividades de menor relevancia social y económica, cuestiones éstas que cobran mayor relevancia en el actual contexto en el que se sitúa la sociedad canaria, en dónde la pobreza de nuestra gente alcanza índices impensables ( 44%).

Dicha discriminación también podemos trasladarla al poder judicial quien usa distintos varas de medir en función del sexo y la clase social cuando se trata de juzgar a hombres y mujeres y emitir sentencias condenatorias, y así vemos cómo conocidos varones quedan impunes tras haber sido imputados en múltiples casos de corrupción. Otro buen ejemplo que evidencia la forma de hacer justicia del estado español, es la doble condena a la que se está sometiendo a las mujeres víctimas de la violación perpetrada por varios jóvenes en las fiestas de San Fermín, a quienes se les llega a cuestionar si fueron consentidoras o no de sus propias violaciones mientras se protege a los agresores .

Queda mucho recorrido por andar para conseguir acabar con ésta lacra social que supone la violencia de género, entendiendo que hace falta una mayor concienciación ciudadana y social, así como un cambio normativo que realmente garantice la seguridad y la vida de toda mujer, lo que conlleva que el problema sea considerado como prioritario a abordar en todas las instituciones y por todos los grupos políticos. Por otro lado también juegan un papel determinante las facetas educacional y cultural; hay que educar en valores y principios de igualdad, y dicha educación no sólo se fomenta desde las escuelas, también se hace desde las familias, asociaciones, colegios, medios de comunicación, etc.

Desde lntersindical Canaria condenamos toda violencia machista en cualquiera de sus facetas, reivindicamos una mayor sensibilidad e implicación real de las instituciones, poder judicial y gobiernos hacia la problemática de la creciente violencia machista exigiendo soluciones efectivas y reales ya.
Aprovechamos la ocasión también para reivindicar la puesta en libertad de nuestra compañera Aisha, actualmente en prisión, víctima de la represión y el autoritarismo de un gobierno envalentonado que persigue con mayor fuerza, a ésta valiente mujer que se ha enfrentado al actual e injusto sistema del capital.
Por todo ello, se hace necesario, que el próximo 25 de noviembre, la ciudadanía consciente de la gravedad de la situación, colabore en la visualización del problema, y la búsqueda de soluciones, y para ello te animamos a participar en alguno de los diferentes actos convocados por las organizaciones sociales , de las que a continuación te informamos:

MANIFESTACIONES 25 DE NOVIEMBRE

Gran Canaria: 25 de Noviembre a las 12 horas Plaza Santa Ana.
Lanzarote: 24 de Noviembre a las 18,30 horas, desde las cuatro esquinas a la casa amarilla, Arrecife; acudir vestido de negro y con una vela. – Concentración convocada por el foro contra la violencia de género en Lanzarote.
Tenerife: 25 de Noviembre a las 12 horas, en Plaza Adelantado en La Laguna;
Secretaría de la Mujer de Intersindical Canaria

17C6BCD0 99D7 400F 93D1 878509282BDC

Cambio climatico 

Opinión

Los hechos

demuestran ...

Huelga 14 Nov 2012que la organización y unidad de los trabajadores, es la herramienta más efectiva para la protección de sus derechos y avanzar en su dignificación laboral y social. Todo los grandes retrocesos sufridos por los trabajadores han coincidido con su desmovilización y apatía, todos los grandes avances de la clase trabajadora han sido acompañados de procesos de unidad laboral y lucha sindical. La forma natural y más efectiva de concentración de fuerzas para que se nos respete está en los sindicatos como organizaciones de los trabajadores.