Más que palabras

remedios sosa

Las silenciadas víctimas de SPANAIR en el Parlamento

Sin titulo

LOS PENSIONISTAS VUELVEN A LA CALLE EN SEPTIEMBRE. Tras su encuentro con la ministra de Trabajo, Magdalena Valeria, los pensionistas no ven motivos para paralizar sus movilizaciones y retomarán sus protestas en el mes de Septiembre. Por lo pronto ya preparan movilizaciones en Madrid tras recibir del gobierno sólo “buenas palabras” sin aportar medidas ni compromisos  precisos.  

LAS CAMARERAS DE PISO DEL HOTEL BE LIVE EN HUELGA. Las trabajadoras lanzaroteñas iniciaron paros parciales para reclamar un descenso en las actuales cargas de trabajo y el número de habitaciones por jornada laboral. Ya antes las camareras habían hecho lo propio para reclamar el abono de salarios retrasados. La huelga puede llegar a ser indefinida.

CONCENTRACIÓN DE CAMARERAS DE PISO EN LOS CRISTIANOS. El próximo 25 de agosto, las camareras de piso se concentrarán en la plaza de la Iglesia de los Cristianos desde las 16,30 a las 19 horas. Con esta protesta, el colectivo vuelve a reclamar una regulación de su profesión, una jubilación anticipada y reconocimiento de las enfermedades profesionales, con una gran incidencia en el sector de hostelería. 

LOS BOMBEROS DE LAS PALMAS SE PLANTAN. Pese a la teórica composición progresista, el grupo de Gobierno de la ciudad de las Palmas continúa sumando conflictos. Son ahora los bomberos los que se han plantado contra las horas extraordinarias por la negativa de la Corporación a abonarlas. El alcalde contrató esquiroles durante los pasados fuegos de San Lorenzo para sustituir a los trabajadores públicos.

 

Memoria

 

Fernando Clavijo y los inmigrantesSin rodeos

Seguramente, no por solidaridad sino por continuar con su patético servilismo con el Reino de España, es la segunda ocasión en la que el presidente Clavijo, sin nadie pedírselo, ofrece a Canarias como receptora de emigrantes. Nuestro quijotesco y servil presidente no tuvo siquiera la prudencia de esperar el pronunciamiento de las autonomías españolas con más recursos que el país canario y conocer el cupo de desplazados que las mismas estarían dispuestas a aceptar. No, el dadivoso representante de la autonomía canaria, oferta la caridad y la acogida que, precisamente, su gobierno es incapaz de dispensar a los menesterosos de su propia comunidad, asolada como se sabe por la pobreza el desempleo y el trabajo esclavista. Hasta el posible que don Fernando, tras publicitar por el mundo los bajos salarios que se pagan a los trabajadores canarios para que las empresas foráneas hagan negocio en nuestro territorio, pretenda ahora aumentar y mejorar su anterior oferta trayendo a las islas todos los inmigrantes posibles para captar nuevas inversiones foráneas con abundante y negra mano de obra, sin derechos laborales  y salarios aún más bajos.     

Manifestante de La Plata tras una carga policialManifestante tras una carga policia en la ciudad de La Plata El sindicalismo de clase de las distintas naciones del Estado, quiere transmitir a la opinión pública su opinión sobre lo que está sucediendo en Argentina estos últimos meses, y que nos preocupa profundamente.

La clase trabajadora Argentina está sufriendo un ataque terrible a los derechos laborales y sociales conquistados a base de lucha durante años. Si bien es cierto que en esta ocasión, la derecha de Macri ha llegado al poder después de haber ganado unas elecciones, sus políticas económicas y sociales y la represión policial y militar desarrollada para proteger esas políticas son más propias de una auténtica dictadura.

 

Macri y su gobierno representan los intereses de las grandes corporaciones, de la oligarquía financiera y del imperialismo de las grandes potencias, con Estados Unidos a la cabeza, como cabezas visibles del gran capital en la actualidad, y no van a pestañear a la hora de mandar los derechos sociales y laborales de las clases populares, y la propia soberanía de los pueblos a la papelera de la historia. Bien sea por golpes militares, por golpes judiciales estilo Brasil o por freudes electorales como en Honduras, no se detendrán hasta alcanzar sus objetivos.

 

Los ejemplos de todo lo que estamos hablando son ya demasiados en un periodo de tiempo muy corto. Está por un lado la represión contra el pueblo Mapuche en la Patagonia y en general contra el derecho a la existencia de los pueblos originarios. Una represión que en los últimos meses se ha saldado con la muerte de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. Estos hechos y la gestión de los mismos, con total oscurantismo y ocultación a las familias y a la opinión pública en general nos traen a la memoria otros capítulos represivos de otros regímenes del pasado, con desapariciones tras las que estaba la mano del poder político. Por otro lado, están todas las reformas económicas y sociales que está poniendo en marcha el Gobierno de Macri, y que se carga de un plumazo las conquistas laborales y sociales y de la clase trabajadora y las clases populares.

No son nuevas las recetas del Gobierno de Macri. De hecho, se trata de las viejas recetas neoliberales que ya hemos conocido en Estados Unidos e Inglaterra en los años 80, en la misma Argentina a finales de los 90, en Europa tras la crisis económica del 2008 y ahora de nuevo en la Argentina. Se trata de lo que siempre ha tratado el neoliberalismo: precarización de las condiciones laborales, minimización hasta el extremo del gasto público, privatización de los sectores públicos y, paralelamente a todo esto, la supresión libertades y de los derechos civiles fundamentales de un país auténticamente democrático.

Ante todo este ataque neoliberal, queremos remarcar la respuesta dada por el pueblo argentino en las calles, y las organizaciones que la han capitaneado. Un pueblo y una clase trabajadora organizada social y sindicalmente en diferentes ámbitos pero que son muy conscientes de lo que se está jugando a día de hoy el pueblo Argentino. Paros, manifestaciones, jornadas de lucha… todas ellas saldadas con un brutal represión, están siendo habituales en los últimos meses. Situación que deja bien a las claras la gravedad de lo que está sucediendo actualmente en Argentina.

Por todo ello, los sindicatos firmantes nos solidarizamos con el pueblo Argentino y con la clase trabajadora de la Argentina, y con las organizaciones sindicales que secundaron y pusieron sus recursos para organizar dicha respuesta. Los sindicatos combativos de las naciones estamos de vuestro lado y lo estaremos para cualquier cosa que sea necesario. Desgraciadamente, las políticas que se están aplicando en la Argentina ya han sido aplicadas en el Estado Español, por lo que sabemos muy bien por lo que estáis pasando. Nos comprometemos a ofrecer solidaridad allá donde sea necesario y a llevar vuestra voz a todos los rincones que podamos llegar, en defensa de vuestra causa.

Es preciso que todos los y las trabajadoras del mundo entendamos que hay que dar un paso mas, hay que convertir la solidaridad en un acto militante, la militancia en la lucha organizada, y la organización en la victoria de los pueblos. Hoy estamos al lado de los trabajadores y el pueblo argentino porque es nuestra obligación, pero también, porque estamos convencidos que mañana los trabajadores y el pueblo Argentino estarán a nuestro lado.

                                                                                       Firmado: STEILAS, CUT Galiza, Intersindical Valenciana, Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC), FSOC Canarias, CUT Aragon, LAB Euskal Herria, ESK Euskal Herria, Sindicat COS Països Catalans, Intersindical CSC de Catalunya, SAT Andalucia, Confederación Intersindical Galega (CIG), CSI Asturies e Intersindical Canaria.

17C6BCD0 99D7 400F 93D1 878509282BDC

Cambio climatico 

Opinión

Los hechos

demuestran ...

Huelga 14 Nov 2012que la organización y unidad de los trabajadores, es la herramienta más efectiva para la protección de sus derechos y avanzar en su dignificación laboral y social. Todo los grandes retrocesos sufridos por los trabajadores han coincidido con su desmovilización y apatía, todos los grandes avances de la clase trabajadora han sido acompañados de procesos de unidad laboral y lucha sindical. La forma natural y más efectiva de concentración de fuerzas para que se nos respete está en los sindicatos como organizaciones de los trabajadores.