15.4.2019

92. 14766Año y medio después de derrotar y poner en fuga a los españoles en la batalla de Acentejo, los guanches se baten nuevamente con los conquistadores y son salvajemente pasados por las armas en los llanos de Aguerre (La Laguna). Durante esta encarnizada lucha, los bravos aborígenes caen muertos por el efecto de los arcabuceros, ballesterosy piqueros al mando del sanguinario Alonso Benítez de Lugo. En la batalla, es gravemente herido Chimenchía-Tinguaro, quién tras rendirse, es cruelmente lanceado, decapitado, y su cabeza, al igual que hicieran con Doramas en Tamaran, clavada en una pica y expuesta en la actual montaña de San Roque para escarmiento de los rebeldes.

Pens

 

Canarias con Cataluña

Una babel 10.4.2019

 

 

 

2.4.2019 Elroto