2051 th3

Intersindical en el Día de la bandera canaria

Maria del RioMaría del Rio

Exhumar los restos de Franco es aprobar, por fin, una asignatura pendiente que se arrastraba desde el principio del proceso de normalización democrática. Como todos los aprobados, se alegra el estudiante, en este caso las ciudadanas y ciudadanos de nuestro país con conciencia de su civilidad. Sabemos que, años atrás, dejamos escapar el sobresaliente o el notable que pudimos haber conseguido si entonces hubiéramos acabado con los honores de Estado al dictador, pero, por diversas razones políticas, no se abordó este capítulo. Hasta ahora, que hemos hecho más valioso este nuestro tiempo.

Superar cuarenta años de dictadura ha podido costarnos otros cuarenta años: denota el miedo -cuando no la cobardía- que se quedó impregnado en una inmensa mayoría de la población española, el miedo a los fantasmas del pasado, a que nuestra democracia no fuera suficientemente sólida y se pudiera volver hacia atrás. El intento fallido de golpe de estado del 23F tampoco ayudó: aunque la intentona fracasara -y sirviera para poner de manifiesto lo patético del régimen anterior-, se generó en la sociedad un cierto sentido de prudencia, traducido en concesiones que se hicieron al franquísimo, unas de carácter político y otras sociales, que frenaron expectativas democráticas. El blanqueamiento de la monarquía que Franco restauró, por ejemplo. O que el "Caudillo de España por la gracia de Dios" siguiera en el Valle de los Caídos, como él mismo determinó, en claro mensaje de que gobernaba después de muerto, porque lo dejaba todo "atado y bien atado". Ese es el nudo -gran nudo- que hemos conseguido desatar estos días, de ahí nuestra alegría sin reservas.

Sabíamos que no podíamos esperar de los gobiernos de la derecha, muchos de ellos formados por destacados miembros del régimen anterior, cambios de registro importantes. Pero era decepcionante ver cómo pasaban gobiernos socialistas, algunos con mayorías absolutas, que, dando pasos dignos, no acababan de enfrentar al monstruo en su máximo poder simbólico. Vivíamos con ese peso. No hay ningún país de Europa que tenga un mausoleo a un dictador. Es un tremendo anacronismo que delata, insisto, la tibieza con la que hemos abordado nuestro pasado reciente, la transición de la dictadura a la democracia ¿Alguien se imagina en Alemania un mausoleo en memoria de Hitler o en Italia a Mussolini? Aunque en todas las sociedades surjan brotes de fanatismos perversos, ninguna cultura europea osa rendir homenaje de Estado a un dictador. La salud democrática también se mide por estos comportamientos.

Ahora, lo que viene a continuación, es el empeño de superar los déficits que presenta nuestra democracia proponiendo y aprobando leyes de memoria histórica, tanto estatales como autonómicas, que no se parezcan a leyes de punto final. Se trata de que se asuman responsabilidades desde el sentido común, es decir, que se llame crimen a lo que es crimen, y como tal está sentenciado en la Justicia Universal, y heroicidad a lo que es heroico, y como tal está reconocido en la Historia de la Dignidad Contemporánea.

Sacar a Franco de su mausoleo ha sido para Podemos condición necesaria: así se ha expuesto en sede parlamentaria, en los distintos debates estatales y autonómicos y en sus documentos. Para avanzar en convivencia era necesario dejar claro que la democracia no es la sucesión del franquismo, que esa supuesta tutela ha sido superada legal y emocionalmente por otro tiempo que se construye desde principios, la Declaración de Derechos Humanos, y también con los Deberes Humanos que nosotras, ciudadanas y ciudadanos, nos imponemos para hacer más habitable la sociedad contemporánea. En la que cabemos todas, vivas y muertos, por eso queremos restituir a quienes el pasado condenó dos veces, primero ejecutando, luego silenciando.

Desde Podemos seguiremos aportado nuestro trabajo de construcción social. También, y porque eso forma parte del mandato recibido, seguiremos exigiéndole a este Gobierno que sea coherente y que gestión y declaraciones no entren en contradicción. Toca poner fin a la impunidad, hacer leyes de memoria democrática con dotación presupuestaria suficiente para juzgar crímenes fascistas y restituir la memoria de quienes lucharon por las libertades y la democracia en nuestro país. Ganaremos en dignidad y también, aunque haya quien diga que no, en gobernabilidad. La sociedad es sensata y lo sabe.

* Presidenta del Grupo Parlamentario Podemos Canarias

Chema HernandezChema Hernández Aguiar

La sola mención de la necesidad de limitar la residencia genera diversas reacciones; unos, llevados por un discurso patriótico español lo ven como una grave amenaza; otros, los que “conducen por una falsa izquierda” rápidamente se aventuran a aplicar calificativos como racismo, xenofobia, etc…, aunque, en algunos de los calificativos, coinciden ambos, por algo será.

Ciertamente les une la ignorancia y, en el fondo, el patrioterismo español, en sus dos versiones: la republicana o la monárquica, cuando no también cierto grado de supuesta ingenuidad bajo la apariencia de un falso universalismo, que obvia que cualquier pueblo o nación sojuzgado no goza de libertad para decidir sobre su relación con el resto de naciones o estados y sus ciudadanos. En cualquier caso, ese universalismo mediático y tópico sólo ha favorecido a las corporaciones, los fondos de inversiones y el capital en clara apuesta por la globalización. Es el universalismo uniformador, devorador de la diversidad cultural y de las identidades de las naciones.

En definitiva, espero poder clarificar en estos artículos las razones, los datos objetivos que hacen insostenible la actual situación en Canarias y por las cuales defiendo esta limitación y restricción de la residencia en Canarias. Estas razonas se suman al derecho de una nación a determinar las normas que permitan adquirir la residencia, derecho que los canarios tenemos cercenado debido a nuestro status colonial.

Advierto que no me sorprenderán los variopintos insultos que me suelen dedicar cuando trato este tema crucial para el archipiélago, en cualquier caso siempre podrán evitarse un disgusto si dejan la lectura de este articulo ya que están informados de su contenido.

Bueno, vayamos a lo importante y a lo crucial para nuestro país.

 

  1. ¿Qué es el óptimo de población?

    El óptimo de población de una región o país es el número ideal de población humana ecológicamente sostenible. Este número suele ser menor que la capacidad de carga. La capacidad de carga es el número de individuos máximo de una especie o la carga que puede soportar una determinada superficie de forma sustentable.

          1.1. Densidad de población de Canarias

    La superficie de Canarias es de 7.446 km², de esta superficie el 42 %, unos 3147 km², la resultante es una superficie de 4.499 km². Si la superficie que hemos obtenido de 4.499 km² la dividimos por la población registrada que es de 2.177.155.  La densidad de población que se obtiene es de 483.Densidad de población ya bastante elevada y no sostenible.

     

         2 .  Turista que rotan permanentes en el territorio, mayor densidad de población

    Si a la población residente en Canarias añadimos que la estancia media por turista es de 8´5 días y que se sostiene un promedio 2,36 millones de turistas extranjeros cada dos meses en 2018, 38.333 turistas diferentes cada día, cifras similares a las de 2017, tendríamos aproximadamente 337.142 turistas que se rotan pero permanentemente en el territorio.

    Si volvemos a calcular la densidad de población sobre 2.514.297 y 4.499 sería de 558 habitantes por km².

    Sin embargo esta cifra aún no es definitiva, podría incrementarse en función de las camas ofertadas no regladas y de los datos de turismo rural hasta llegar a 576% a un 50% de ocupación, esto quiere decir que rondan los 600 habitantes por km² gran parte del año.

     

  1. Camas no regladas y no contabilizadas en Canarias.

    En el informe “Turismo en Canarias: El alquiler vacacional en Canarias: Demanda, Canal y Oferta. 2017” se detecta  que la cifra anterior podría incrementarse en función del número de plazas alojativas y la información que ha transcendido de una ocupación del 100%, 247.065 hoteleras, más 168.222 extrahoteleras, sin contar con el turismo vacacional.

    Según el gobierno de Canarias éstas serían las cifras:

    Canarias. Grandes Cifras Viviendas vacacionales en Canarias y su peso relativo sobre el total de la oferta de alojamiento

    Total de viviendas vacacionales: 31.675. 131.000 camas, a un promedio de 4,18.

    Las camas regladas serían:

    441.878: Camas Totales regladas distribuidas de esta manera:

    Alojamiento reglado

    247.065: Camas Hoteles.

    168.222: Camas Apartamentos.

    8.151: Camas villas, bungalós, viviendas turísticas, rural.

    18.440: Camas viviendas vacacionales legalizadas (Diciembre 2017)

    Si se suman las viviendas vacacionales no regladas de total 31.675(Total de viviendas vacacionales publicadas en plataformas, diciembre 2017) la oferta total de plazas en Canarias es de:

    572.910: Oferta total de plazas en Canarias, 22,78% sobre la oferta reglada, es decir, no reglada.

  1. Comparativa con otros países

            1. Un 11,76% de la población de Francia son inmigrantes, según los últimos datos de inmigración publicados por la ONU. Francia tiene una densidad de población media, de 122 habitantes por Km2

           2.Un 14,68% de la población de Alemania son inmigrantes, según los últimos datos de inmigración publicados por la ONU. Su densidad de población es de 231 habitantes por km².

     Canarias con una densidad de población cercana a los 600 habitantes km², aunque se incluyeran los espacios protegidos rondaría los 350 y con una población inmigrante que supone el 25% .

  1. Inmigrantes residentes en Canarias

    Caixabank, en su Informe Estratégico sobre Canarias, mantiene que medio millón de residentes no ha nacido en Canarias, de esa cifra 177.000 sería españoles(peninsulares para el Banco) y el resto de diversas nacionalidades . Estos datos se extraen del Padrón.

     Canarias, con un 25% de la población sólo sería superada por Estado Unidos con 46´6% en inmigración.

     Primera conclusión

     Urge restringir el establecimiento de residentes en Canarias, incluso en el actual marco jurídico, ya que de no llevarse a cabo ponemos en riesgo el ecosistema en su conjunto, generando situaciones críticas en lo ecológico, social, económico, recursos y cultural.  El Archipiélago se dirige a la insostenibilidad absoluta.

    En la segunda parte desarrollaremos esta apartado, atendiendo a criterios que determinan esa insostenibilidad.

Ricardo Redondas 2Ricado Redondas

 

Señor Consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Señor Baltar:

La apertura del servicio de urgencias pediátricas, en la clínica San Roque Meloneras, concertado con el Servicio Canario de la Salud es una cuestión que nos incumbe a todos, pero el hecho de estar concertadas, esto es, pagadas con dinero público, le otorga interés público y queda bajo la responsabilidad de usted y el cargo que ocupa.

Desde luego, no es simplemente una iniciativa privada, ni una cuestión de libre empresa en un contexto de mercado competitivo.  Se trata de una apuesta privada importante, que realiza un grupo empresarial, que habrá realizado un adecuado análisis del retorno de la inversión.

El hecho de ser un servicio concertado tiene mayores implicaciones que las de un simple acuerdo público-privado.  Son varias las cuestiones que a usted  atañen personalmente y como Consejero de Sanidad:

  1. El servicio de urgencias pediátricas se abre al público que ahora puede elegir entre acudir al Hospital Materno Infantil, previo paso por un centro de salud, o acudir directamente a la clínica San Roque Meloneras, sin paso previo por un centro de salud. Como usted sabe, en los servicio de urgencias de los centros de salud, nunca hay pediatras. La escasez de especialistas en pediatría que usted bien conoce y quiere contarle a la nueva ministra de Sanidad hace que apenas lleguemos a cubrir la necesidades de médicos pediatras de los Hospitales de Canarias y de algunos centros de salud. A partir de ahora, las opciones para mis hijos cuando enferman serán:
  2. a) Acudir a un centro de salud, previa cita previa para que lo atienda su pediatra en 1-5 días, dependiendo de la época del año y si coincide con festivos o fin de semana.
  3. b) Acudir a un servicio normal de urgencias de centro de salud, donde con toda seguridad no le atenderá un pediatra y donde mis hijos puede que convivan con escenas de adultos, de esas de dos rombos (usted y yo tenemos edad de rombos y nos entendemos). En los centros de salud podemos encontrarnos adultos heridos, detenidos bajo custodia policial, desorientados, agresivos. No sucede siempre, pero por algún motivo tenemos servicio de seguridad en esos puntos.
  4. c) Acudir al servicio de urgencias de la clínica San Roque Meloneras. Allí hay un servicio de pediatría, con médicos especialistas en pediatría, gratuito, abierto y bien equipado 365 días, 24 horas al año. 

Señor Baltar, puede juzgar usted mismo las ventajas y desventajas de cada una de las opciones y cómo perniciosamente para el conjunto de la sociedad se va a propiciar un uso ineficiente y dañino del sistema sanitario.

  1. La publicidad que realiza el grupo San Roque sobre este nuevo servicio, promoviendo su uso y disfrute, es claramente contraria a las estrategias que desde la Consejería de Sanidadsus predecesores han defendido. A nivel mundial se promueve un uso racional de los recursos sanitarios fomentando el uso de los centros de salud, con cita previa, y reservando los servicios de urgencias para urgencias vitales y situaciones especiales que se benefician de una pronta intervención.

Me veo en la obligación de recordarle el vigente artículo 90 de la Ley General de Sanidad 14/1986, en la que se prohíbe expresamente a los centros concertados ir en contra de las políticas sanitarias.

Su cargo y el articulado de la ley, nos ponen, especialmente a usted y a su equipo político, en una situación clara. El grupo San Roque debe interrumpir inmediatamente su estrategia de promoción de los servicios de urgencias o exponerse a la suspensión del concierto.

  1. Forma parte de su discurso habitual la escasez de médicos especialistas, eso afecta también a los médicos especialistas en pediatría, de tal forma queactualmente existen dificultades para cubrir las plazas existentes en hospitales y centros de salud. "Baltar reclama al Ministerio medidas urgentes para paliar la falta de especialistas" es el titular de una nota de prensa de su equipo político. 

La creación de este servicio de urgencias en un centro privado, y concertado, no hace más que agudizar este problema, pues con ello no aumenta el número de pediatras en Canarias. Simplemente hay más pediatras trabajando en la sanidad privada y menos en la sanidad pública y todo ellos en un centro concentrado, esto es, pagado con dinero público. En definitiva, menos pediatras en el Servicio Canario de la Salud porque San Roque paga más, siendo un centro concertado y siendo el dinero de origen público.

  1. No está justificada esta  privatización de la asistencia pediátrica.Existen infraestructuras sanitarias públicas, amplias, bien comunicadas y recientemente remodeladas en los servicios de urgencias de la zona,  Vecindario y Maspalomas. Además,  con el presupuesto que asigna San Roque a los pediatras se podría contratar entre 1,5 y 2 médicos en un servicio normal de urgencias del Servicio Canario de la Salud.  En este cálculo no he tenido en cuenta el beneficio empresarial que la empresa privada se llevará en todo esto, y financiado con impuestos públicos. Por tanto,  no está  adecuadamente justificada una nueva privatización en los servicios sanitarios de Canarias.  Se trata pues de una nueva decisión política y no de gestión.

Espero de usted una pronta y clara respuesta ante un problema altamente sensible y que a muchos nos preocupa.

Atentamente,

Ricardo Redondas.

 

Carmelo SuarezCarmelo Suárez 

Este pasado día 4 de agosto celebramos, en Gran Canaria, nuestra actividad anual de Homenaje a los héroes y heroínas que lucharon por la clase obrera canaria. Es una fecha reivindicativa ante el criminal fusilamiento del diputado comunista Eduardo Suárez y del Delegado gubernativo del norte de la isla Fernando Egea, hecho ocurrido el 6 de agosto de 1936 en el cuartel de La Isleta, siendo los primeros fusilados por las hordas fascistas en esta isla.

La parte cultural de la actividad contó con una primera actuación de la cantautora Amparo Ramos, seguida, a continuación, de otra del cantautor tinerfeño Suso Junco. La presentación de toda la actividad estuvo a cargo de la actriz de teatro Mónica Lleó, vestida con un muy oportuno traje republicano. Sin proponérselo, Amparo y Suso coincidieron en cantar a dos heroicos obreros canarios, asesinados por la anterior dictadura. Amparo nos ofreció una primicia con el estreno de la canción dedicada a Eduardo Suárez, y Suso interpretó una poco conocida canción, de su propia autoría, dedicada al obrero tinerfeño Antonio González, torturado y asesinado en la comisaría de La Laguna por el Comisario José Matute en el año 1975.

Hay que considerar todo un símbolo de la determinación de la lucha revolucionaria de nuestro pueblo, el que en un acto dedicado a quienes dedicaron su vida a luchar por la clase obrera canaria, se canten canciones a dos obreros asesinados por los sicarios del sistema de dominación burgués en esta tierra.

Que 82 años después de ese crimen cometido a pocos kilómetros del Parque de San Telmo, donde se celebra este acto, organizado por el Partido Comunista, Amparo Ramos cante una canción, dedicada al diputado comunista elegido en la candidatura del Frente Popular, es la expresión de la victoria de la clase obrera canaria sobre los militares fascistas, y sobre los falangistas, que asesinaron a Suárez y a Egea, y que creían que con ese criminal fusilamiento llevaban a la derrota a la clase obrera canaria, y a este mismo pueblo.

Qué tiemblen mis verdugos, que tiemblen los traidores. Qué tiemblen los que han obligado a mi pueblo a comer tunera. La hora de su derrota ha sonado. Como escribiera en sus últimas horas el también comunista majorero Matías López, antes de ser asesinado con veinticinco años de edad, en el año 1937.

Amparo Ramos, con su creativa canción, vino a conectar con esta conciencia del joven comunista asesinado con el grupo de Tamaraceite (Juan, Francisco, Antonio, Manuel y Matías), y lo hace desde una comprensión que no tiene sus raíces en la militancia comunista, sino que responde al compromiso de alguien que ama a su tierra, y cuya producción artística dialoga con el proceso de formación de la conciencia colectiva que se construye, en un contexto social determinado, mediante la interiorización de las inquietudes y las luchas diversas de este pueblo y, de manera particular, de los trabajadores y trabajadoras de estas islas que sueñan que, “un día habrá una isla que no sea silencio amordazado”. 

El bloque social y político (pueblo) que se conforma en el esforzado camino hacia la emancipación, en el heroico proceso hacia la liberación de los trabajadores y trabajadoras de ese pueblo, es producto de la confluencia de una diversidad de factores que se suman para dar un resultado siempre superior a lo que representan las aportaciones parciales concretas, individuales y colectivas, que lo construyen. En Canarias ese proceso ha pasado por momentos de avances, y por otros de duro retroceso, pero, siempre, este pueblo vuelve a la carga, se levanta, vuelve a buscar el camino, vuelve a armar las necesarias estructuras de la emancipación. En el proceso histórico hacia la derrota de nuestro enemigo de clase cada momento es crucial, cada lucha determina, todo suma para la derrota de ese bloque histórico parasitario formado por las clases dominantes que siempre en nuestra tierra han hambreado y explotado a nuestro digno pueblo. Cada día es una jornada de lucha, y nunca hay que faltar a la cita.

Ochenta y dos años después, Eduardo Suárez, y todos los héroes y heroínas que lucharon por la clase obrera canaria, siguen combatiendo en el presente, porque este pueblo nunca se rindió, ni se dio por derrotado. La lucha sigue en estos tiempos, con hombres y mujeres que en todos los rincones de esta tierra, en su mar y en su aire, cumplen con su insobornable compromiso revolucionario, y, además, tienen la suerte de contar hoy con una magnífica canción que les ha ofrecido Amparo Ramos, que también nos aportó una personalísima y combativa versión de “Al alba”. Suso Junco, con su cantar militante, completó este acto de homenaje que nos coloca ante un reto mayor para la próxima edición en el año 2019.

La lucha continúa.

A Eduardo Suárez Morales

Seis de Agosto del 36,

en verano te acallaron eso creen.

Tu delito resistir,

ante el gris que se imponía en el país.

Andabas libre quizás sin saber

que para algunos la vida tiene poco haber.

Eras hombre que creyó

que la lucha estaba al lado del trabajador.

Eduardo Suárez Morales,

el olvido querrá esta canción.

Eduardo Suárez Morales,

pero aquí estamos para darte voz.

Diestro en la oratoria, zurdo en el quehacer,

escuchabas a la tabaquera, defendías en el comité.

Fascistas robaron treinta años de edad,

y junto a Egea borraron tu existencia.

Hoy sé que temen,

que nuestros muertos curen sus propias demencias.

 

Secretario general del PCPC

Raul VegaRaul Vega

 “Es una segregación de lo autóctono, marginado y escondido en montañas, medianías y barrios dormitorios, mientras los poderes económicos copan las zonas de interés. Ocurre en cuanto al territorio, pero también en cuestiones culturales o identitarias. Se percibe un plan, más o menos evidente, consciente o inconsciente, de orillamiento de nuestro pueblo, reducido a vivir en espacios que no interesan a la gran economía, rodeados de machacadoras, vertederos y grandes centros penitenciarios, mientras reservan la costa y las zonas turísticas al turismo y a las élites económicas”

Según la RAE apartheid se refiere a la “segregación racial, especialmente la establecida en la República de Sudáfrica por la minoría blanca”. En idioma afrikáans significa “condición de estar separados”. Las medidas de segregación racial, con violencia de por medio, duraron aproximadamente entre 1948 y 1990, al menos de manera oficial. Tuvo que llegar Nelson Mandela para, con un discurso conciliador, traer la paz y plantar las bases, al menos en la teoría, de la convivencia pacífica.

¿Existe apartheid en Canarias? La respuesta genérica, si lo planteo en una encuesta, sería probablemente que no. Sin embargo, ¿existe algún tipo de discriminación con la población local? Seguramente ahí la respuesta sería afirmativa. Hay evidencias de atropellos varios ampliamente conocidos: el derribo del poblado de Cho Vito argumentando la Ley de Costas mientras se mantienen en pie hoteles ilegales, la falta de soberanía nos ha costado que no nos hicieran caso en temas como el petróleo o el Puerto de Granadilla, el acoso a las vecinas y vecinos de Ojos de Garza por la ampliación del Aeropuerto de Gran Canaria, todavía sin fecha, la construcción en Berrugo, en Lanzarote, denostando el legado de construcciones integradas en la naturaleza y el espacio que promulgaba César Manrique y apartando de la zona a la población local…

En varios de esos procesos se dio un orillamiento de la población autóctona, la población que residía en esos espacios, a otros lugares. Cuando el negocio turístico, industrial o de cualquier tipo se interesa por un enclave, la población local no es freno, se le expulsa o se va produciendo una guerra de desgaste hasta que ellos mismos se exilian. Está pasando ahora mismo en la Playa de Tauro y el pueblo, donde la Asociación de Vecinos de Tauro y Playa de Tauro se ha puesto en pie de guerra:

“Nos quedan a penastres reductos que hay que defender como sea, ya está bien de dejar que destrocen sin ningún pudor nuestro futuro, nuestra isla, la isla de nuestros hijos y nuestros nietos, nuestro orgullo de ser canarios, seres arraigados a este suelo como los dragos, con siglos de historia y de historias, que ya no van a saber donde reconocerse. El que destruye su tierra, se destuye a si mismo”.

¿Qué está pasando en Tauro? La empresa Anfi del Mar construyó una playa artificial, expulsando a los campistas, pero sin reparar en que allí hay vecinos. También personas que vivían en infraviviendas y a los cuales expulsó hace semanas la empresa Desokupas, empresa que se dedica a la expulsión de personas que se consideran que ocupan una vivienda.Desokupas está compuesto por ex boxeadores y algún neonazi venidos de la Península Ibérica. Los vecinos denuncian intimidación. Algunas de las personas expulsadas se han quedado sin casa, teniendo que residir en una tienda de campaña o en casa de algún otro vecino. En ciertos casos llevaban varios años viviendo allí, en uno concreto más de diez.

La empresa dice que ocupaba su terreno. La alcaldesa, Onalia Bueno, expone que llegaron cuando se construyó la playa, algo que no es verdad, y que sus chabolas estaban en terreno privado. En cualquier caso la playa está cerrada más de dos años después de la construcción de la playa artificial. El mismo Estado, a través del Ministerio de Medio Ambiente ha abierto proceso por la concesión del terreno. El procedimiento observa irregularidades en el proceso de adquisición y plantea el posible delito de “lesividad para el interés público”. Entretanto, José María Hernández León, exjefe de Costas, fue cesado por esta cesión y está pendiente de juicio. La Fiscalía le acusa de prevaricación y falsedad y pide tres años de cárcel y 10 de inhabilitación.

Como en todas las grandes tramas, un imputado y una denuncia de por medio, lo cual no impide que Anfi lleve a cabo su plan, con la connivencia del Ayuntamiento de Mogán. En lo que ha trazado la empresa noruega se circunscribe la construcción de una playa artificial en una zona natural, la prohibición de acceso a la misma por la incoación de hechos anteriormente mencionados, la erradicación poco a poco de los vecinos, apartándolos de la franja costera como denuncia la propia asociación, y la creación de complejos turísticos alrededor de la costa. Por lo tanto, en resumen, se trata de apartar a los nativos para dejarlo en manos de la especulación, el negocio y el turismo manido de sol y playa, y todo ello en medio de irregularidades, como observa la Fiscalía.

Si hablamos de expulsados tenemos que hablar de la Ley Turística, la Ley 2/2013, que ya se está aplicando en contra de los propietarios de viviendas en zonas turísticas. Dicha ley plantea limitar las residencias de las zonas turísticas a la explotación turística. Mediante cartas, por ejemplo a los vecinos de los Apartamentos Los Aguacates en Playa del Inglés (Gran Canaria), se informa de la necesidad de cumplir la Ley Turística y ceder sus viviendas al explotador turístico.

Los vecinos de este complejo y otros de las zonas turísticas de toda Canarias alegan que existe una Disposición Transitoria que permite los usos residenciales de antes del 1 de enero de 2017. En cualquier caso la Ley es tajante: el objetivo es la “especialización” de las zonas turísticas a través de la exclusividad de esta actividad, que conlleve a una “modernización” de los espacios turísticos. O lo que es lo mismo, las zonas turísticas, las de costa, con las playas buenas, para los turistas. Los residentes no tienen nada que hacer allí.

No podía dejar atrás el Macromuelle de Agaete. Poco hay más que añadir de ese proyecto que no hayan explicado, y con más detalle, los compañeros de Pleiomeris, exposición que completarán mañana con la tercera entrega del reportaje. Solo añadir datos económicos. Un estudio de la Plataforma Salvar Agaete sin Macromuelle, firmado por el economista José Antonio García Jiménez, desmonta que la ampliación del recinto portuario vaya a generar empleo, dado que tras casi 25 años del Puerto actual, los resultados no se han demostrado en esa materia. Agaete sigue con 17% de paro en un municipio de poco más de 5.000 habitantes. El estudio indica que las personas empleadas de Agaete acuden a otros lugares de actividad económica a trabajar, por lo que si un Puerto no ha ofrecido puestos de trabajo, una ampliación no los va a dar.

En cuanto a las aportaciones a las arcas municipales, la recaudación es 0 porque todo va a parar al Gobierno de Canarias, afirma el texto. Sin embargo los pescadores profesionales, en peligro con la ampliación del Macromuelle, sí aportan a nivel municipal. ¿Para qué sirve el Macromuelle entonces? Si es para evitar el monopolio de Fred Olsen, ya Naviera Armas opera desde Las Palmas de Gran Canaria y no hay justificación para que también lo haga en el municipio norteño. Detrás, las sospechas apuntan a la instalación de un Puerto Deportivo y a atraques de cruceros, con lo que volvemos a dejar de lado a la población autóctona de lado para convertir otro espacio de nuestras islas en un parque temático. Además, el plan consiste en ampliar el uso residencial de Agaete, con lo que eso conlleva de aumento poblacional, etc.

¿Dónde puede vivir la población local a juicio de los agentes económicos? Por ejemplo en Juan Grande o Castillo del Romeral. Los vecinos denuncian tormentas de arena y polvo en sus viviendas por culpa de la machacadora, por lo quesolicitan su cierre. Afirman que esto provoca problemas de salud, palpables en diagnósticos a diferentes vecinos. En la zona además tienen el Vertedero y la Macrocárcel. Que sea el pueblo del sur de Gran Canaria el elegido para estas infraestructuras, tiene connotaciones evidentes: allí no hay complejos turísticos, ni centros comerciales, ni grandes playas destinadas al sol y playa. En Juan Grande y Castillo del Romeral vive población autóctona, ¿entienden por dónde va la cuestión?

Con todos estos ejemplos, al menos nos acercamos a lo que se podría denominar como un apartheid soterrado. Es una segregación de lo autóctono, marginado y escondido en montañas, medianías y barrios dormitorios, mientras los poderes económicos copan las zonas de interés. Ocurre en cuanto al territorio, pero también en cuestiones culturales o identitarias. Se percibe un plan, más o menos evidente, consciente o inconsciente, de orillamiento de nuestro pueblo, reducido a vivir en espacios que no interesan a la gran economía, rodeados de machacadoras, vertederos y grandes centros penitenciarios, mientras reservan la costa y las zonas turísticas al turismo y a las élites económicas. Es hora de levantar la voz, de denunciarlo y de ser nosotros los que rijamos el destino de nuestros espacios estrella y que además generan actividad económica. No podemos permitir estar apartados en nuestra propia tierra.

En  Tamaimos 

 

 

Wladimiro RodriguezWladimiro Rodríguez Brito

El marco sociohistórico en el que nace la romería de San Benito era muy distinto al actual. En aquel tiempo eran totalmente entendibles las relaciones cercanas entre agricultores, ganaderos y el resto de la población. El obispo Domingo Pérez Cáceres era amigo de los ganaderos que tenían las vacas frente al Obispado, los conocía con sus nombres y apellidos. También existía relación estrecha entre los artesanos, entre empresarios y comerciantes, entre Iglesia y mundo rural. Había un entendimiento lógico, razonable, en una sociedad en la que no había una polarización entre lo urbano y lo rural, como la que tenemos en estos momentos.

En La Laguna y San Benito actuales, indudablemente tenemos más coches, más consumo. Vivimos trabajando con menos sacrificios y menos penurias que las que tenía una parte de la población hace 70 años. Pero hemos roto una sociedad, y la duda que se plantea es cómo armonizar el territorio y su gente.

Hay una ruptura entre el mundo rural y el urbano, con una agresividad que parte desde el segundo hacia el primero, en la que, entre otras cosas, no hay un lugar donde tener las vacas, no hay lugar para los ganaderos, no hay lugar para que cante un gallo de madrugada en la mayor parte de zonas de La Laguna y de Canarias.

Hay una ruptura en un planteamiento urbanita, anacrónico, porque la modernidad, el progreso, no puede estar reñido con el mundo rural. Creo que tenemos que plantearnos desde la escuela y los medios de comunicación, una sociedad que armonice, que acerque lo rural y lo urbano, que dignifique lo rural, que no es sinónimo de un pasado anacrónico, sino que es parte de un presente y un futuro.

Por ejemplo, las vacas, el estiércol, la carne, la leche, las seguimos necesitando. No podemos entender ahora que haya una agricultura ecológica sin ganadería, por eso es encomiable que sea La Laguna el mayor municipio agroganadero de Canarias.

En este momento solo tiene más vacas que La Laguna, Las Palmas de Gran Canaria o Agüimes, siendo la ciudad de los adelantados la tercera en cabaña bovina. Pero es el primero en ganaderos con vacas que comen pasto de la tierra, y en la relación entre agricultura y ganadería seguimos teniendo un sector muy importante.

Y aquí cabe el tema del arrastre, el tema de los planteamientos que se están haciendo desde una lectura urbana desfasada, en la que consideran que hay maltrato animal cuando practican el arrastre o cuando tiran de una carreta. Hay que decir que no hay maltrato animal, que eso es parte de la domesticación y del manejo que hacen los ganaderos de sus animales, y que es un deporte, que es normal que los ganaderos presenten en sociedad su mundo, su cultura, su economía, su relación con esto. Los que cuidan los animales con sol, viento y granizo, tienen derecho a la fiesta con sus animales.

Por lo tanto, nosotros tenemos que felicitar a los muchachos que, en vez de comprarse una moto, se compran una yunta de vacas, y participan con los ganaderos en las fiestas de nuestros pueblos, mostrando a los pequeños que la leche no viene de la nevera, y que las vacas son de verdad y no de cartón.

No es casual que sea La Laguna la que tenga más del 40 % de las vacas de Tenerife, por lo que creemos que hay que hacer un esfuerzo de acercamiento entre los ganaderos y la sociedad urbana, no para volver a poner las vacas en la calle San Agustín, pero sí para practicar la tolerancia, ya que no puede ser que en estos momentos se denuncie como maltrato animal el narigón de una vaca o un toro, un animal que pesa 400 o 500 kilos, y sin embargo, veamos con naturalidad que nuestros jóvenes se pongan un piercing en la nariz.

No es vendible, ni entendible, que en un país como Holanda, haya un millón de vacas en 7.000 Km2, y que aquí en Canarias tengamos menos de 40.000, que en muchos casos están denunciadas y en conflicto con las leyes. Por lo tanto, las leyes tienen que adaptarse a esta realidad.

Esto no es una competencia municipal, pero si entiendo que el Ayuntamiento de La Laguna está trabajando en este momento, con su nuevo Planeamiento, tratando de gestionar, e acercar que en Canarias un gallo pueda cantar de madrugada y que no sea denunciado, que no queramos a las vacas en la Mesa Mota o en Lomo Largo, y que las estemos, de alguna manera, denunciando en nombre de unas leyes que hemos hecho totalmente desfasadas.

Por lo tanto, este planteamiento de San Benito, este acto religioso y festivo, también ha de ser de lucha y de reivindicación. Honremos a Pedro Molina, que nos dejó como compromiso la potenciación, la dignificación social y económica del mundo rural en armonía con el urbano, que son totalmente compatibles, y que no se puede entender un futuro de esta tierra separando ambos mundos.

Si hoy hay vacas en Santander o en Asturias, junto a los centros culturales o los centros urbanos, aquí también pueden haber vacas, y tenemos que defender que las haya, que se acerquen los jóvenes al mundo rural, y que las tierras abandonadas se puedan volver a cultivar o a pastar, y que se potencie que haya un acercamiento entre los recursos naturales, es decir, nuestro suelo, nuestra agua, nuestra agricultura y nuestros jóvenes.

Esta imagen es la que tenemos que rescatar, incorporar, dignificar en eso que se le atañe a San Benito, en los conventos, en la Edad Media, como el tema agrario, el tema del acercamiento entre el ser humano y el manejo de la tierra, el ser humano y la agricultura y la ganadería, que eran elementos básicos ayer y lo siguen siendo hoy. Pues en palabras de Pedro Molina: "El mejor cuidador de la tierra es el que la cultiva".

En esta Laguna del siglo XXI en la que nos toca vivir, una ciudad Patrimonio de la Humanidad, necesitamos ver cómo acercamos los jóvenes al campo, a la ganadería, a la economía y a la naturaleza, y eso es posible si hacemos una labor para dignificar el mundo rural económica, social y culturalmente.

Creemos que, en ese marco, el ayuntamiento está trabajando y está valorando que en el nuevo planeamiento que tengamos, tienda puentes entre lo urbano y lo rural, se acerquen no solo físicamente, -puesto que eso es un hecho que ocurre ya-, sino que no sigamos utilizando la cinta métrica para estar excluyendo, denunciando, judicializando la vida de nuestros ganaderos y nuestros agricultores. Necesitamos que la cinta de medir se aplique con criterios de un país como Holanda, no con criterios burocráticos, que en muchos casos están para separar, alejar, pleitear y crear conflictos con nuestros jóvenes, con nuestros ganaderos, con nuestros campesinos.

No esperemos a otra crisis como la de 1948 para tomar medidas. Hay que volver a labrar gran parte de la tierra, y volver a entrar en las mentes y los corazones de muchos de nuestros jóvenes, y de los menos jóvenes, sobre el mundo rural, su dignificación, su economía y su paisaje, como parte que ha sido de La Laguna, de esa que hemos estado comentando, en la que convivía lo rural y lo urbano sin tensión.

Dignifiquemos lo rural, lo tradicional, que también siembra y cosecha un mañana más sostenible social y ambientalmente.

POBREZA

 

DSC05083