Sin titulo 2Luis Piernavieja Grau-Bassas

Recientemente, el poemario Nación del aire, lograba el Premio Internacional de Poesía Tomás Morales, declarando ganador a Luis Piernavieja Grau-Bassas, un poeta inédito  bajo el seudónimo de Ariel Chamizo. En torno a la obra, el autor realizaba a Mayte Martín de la revista Gragaria las siguientes reflexiones:

Nunca me he planteado publicar poesía y me decidí a presentarme al premio Tomás Morales porque no tenía dinero para hacer un viaje a Chile en el que llevo pensando desde hace mucho tiempo. Entonces, desde esa perspectiva, la sorpresa fue mayor, máxime cuando me entero de la categoría del Jurado, compuesto por Alicia LlarenaJorge Rodríguez Padrón y Nilo Palenzuela.

Mi trabajo no fue creado para el certamen, sería incapaz de escribir un libro para encajarlo expresamente en cualquier concurso de poesía. Yo no creo en el aspirante profesional a cualquier tipo de premio. La poesía es un acto vital que para mí es sagrado, y la fama, el mercantilismo o el afán de protagonismo desvirtuarían la intimidad de ese concepto. Porque la poesía, tanto desde la perspectiva del lector, como del autor, conforma una forma de vida, como existen otras muchas, y yo estoy ubicado en ella. El libro empecé a escribirlo en el año 2015 y lo terminé a finales de 2016, e iba saliendo en secuencias, a cachos que venían hasta que se toma conciencia de su final, pero siempre dentro de esa concepción creativa.

«Con este libro no invento nada, es una visión de la idiosincrasia insular a partir de la influencia del paisaje. Este archipiélago es chico y con una delimitación física tremenda y fabulosa.

Yo creo con absoluta convicción en una poesía insular canaria, lo cual no es una afirmación excluyente sino todo lo contrario, porque la universalidad no puede entenderse sin las aportaciones diferenciadas que luego se funden en un todo. En esa línea, y ahondando en el concepto de poesía insular, también entiendo que hay una poesía insular cubana como hay una poesía insular caribeña y ahí no importa la lengua en que se escriba. Si no, mírese el caso de Derek Walcott, el poeta de la isla de Santa Lucía que eleva a la categoría de mito la realidad trascendida de su pueblo. Con este libro no invento nada por lo que ya he dicho, pero siguiendo esa estela que me interesa muchísimo, Nación del Aire es una visión de la idiosincrasia insular a partir de la influencia del paisaje. Este archipiélago es chico y con una delimitación física tremenda y fabulosa: la operatividad del paisaje tanto en la sociología como en la emoción individual son un condicionante esencial de una compostura ante la vida. Y ahí es donde yo pretendo centrarme. No sé el número de poemas que lo integran porque el libro pretende ser una unidad a partir de cierto serialismo secuencial. Ahí la memoria juega un papel primordial y es imposible concebirla si no es a partir de la actuación precisamente secuencial que ejerce sobre cada persona que la tenga.

Mi llegada la poesía se la debo a un fiebrón tremendo que me dio cuando tenía unos quince años. Tuve una infección de garganta bestial para la que fue muy difícil encontrar un antibiótico válido, y ahí entonces yo empecé a encantarme con el efecto lisérgico que produce la fiebre, que no deja ni dormir ni estar despierto, pero que permite ver desde esa incomodidad cosas imprescindibles. En uno de esos duermevelas, yo no sé quién, me trajo Tercera Residencia, de Neruda, en una de aquellas fantásticas ediciones populares que hacía la editorial Losada de Argentina en los años setenta. Yo cuando pude abrí el libro y me encontré con un poema lírico que lo encabeza —Ahogada en cielo—. Aquello fue como una frescura, pero después venía ya toda la Guerra Civil Española, llena de disparos, de flores muertas, de amigos asesinados… un impacto brutal. Cuando Neruda repite con obsesión «venid a ver la sangre por las calles» para mí fue una revelación en el sentido que la concibe Gamoneda, yo después de aquello fui otro, y a partir de ahí concebí eso de vivir de otra forma distinta. Todo eso se lo debo yo a la poesía, soy incapaz de aprenderlo en otra forma de creación escrita; es una incapacidad personal de la que soy muy consciente.

«¿qué sería de lo que pasa aquí en las Islas sin el mar? Ahondar en esa presencia del mar en su variación sin repeticiones es una postura poética que me interesa muchísimo»

Sobre que mi obra esté cercana a Tomás Morales, categóricamente, no. Tomás es un prócer de estas islas, yo nunca podría seguir esa estela llena de memoria de retorno. Entiendo que esta pregunta se puede deber a la opinión de Nilo Palenzuela, como miembro del Jurado, a la hora de referirse a Nación del Aire. Yo creo que esa estela no se refiere formalmente al posmodernismo sino al mar. Porque, ¿qué sería de lo que pasa aquí en las Islas sin el mar? En ese concepto fue Tomás un autor imprescindible y mayúsculo, como Saulo Toróntambién lo fue, después vinieron los otros, también enormes: Manuel PadornoLázaro Santana, en ellos afortunadamente está esa estela marítima que posiblemente inaugurara Tomás. Ahondar en esa presencia del mar en su variación sin repeticiones es una postura poética que me interesa muchísimo. Y yo intento defenderla en mi escritura.

Como ya dije, publicar nunca ha sido para mí una prioridad. Soy incapaz de verme buscando una editorial para un libro mío; no conozco ese mundo y también es verdad que no me he preocupado de conocerlo. A mí la poesía me ha enseñado a ser un ser social, pero su gestación es un acto íntimo, que ya me ha aportado lo suficiente para intentar estar en el mundo, lo demás es secundario. Y esto no es falsa modestia ni un ejercicio de pureza mal entendida, porque igual de aquí en adelante pueda plantearme publicar, pero insisto: ni aún así va a ser una prioridad.

Sobre la prosa, para mí la prosa es un ejercicio para poder llegar después a la poesía; una forma de hacer dedos como siempre he imaginado a los pianistas»

No, casi nada. Escribo diarios y también registro sueños en prosa. Pero nunca vuelvo a ellas ni las reviso; son más bien un ejercicio para poder llegar después a la poesía; una forma de hacer dedos como siempre he imaginado a los pianistas en los trabajos previos que deben acabar en una interpretación.

Desde una perspectiva del sentimiento, para mí son también sagrados el amor y el odio, y la amistad está todavía por encima de eso en mi jerarquía de valores. ¿Cómo voy a concebir la amistad por el hecho de que escriba? La amistad surge, no se busca; por eso yo no puedo asociarla al hecho de la escritura, sería un forzamiento absolutamente reprobable. Eso no quiere decir que no conozca personalmente a algún que otro poeta, porque están encuadrados dentro de ese concepto de amistad. A mí me encanta salir de vez en cuando con Pedro Flores, porque es que además me enseña mucho. A él le debo el descubrimiento de poetas como Luis Rogelio NoguerasGastón Baquero o el Félix Grande de Las rubáiyatas de Horacio Martín.Y Pedro, además, es un tío llano, una persona que vive en la poesía. Con él sabe estupendamente beber copas y alegar serenito. Hace unos meses tuve la suerte de estar en casa de Manuel Díaz Martínez. Una casa luminosa, que parece un navío metido en las peñas cuando la avenida de Las Canteras coge dirección a El Confital. Hacía once años que no hablaba con Manuel y sigue igual que siempre, con esa cubanía y con esa honestidad poética que muchas veces es difícil de encontrar. Un gusto estar allí tomando un sorbito de whisky de malta con Díaz Martínez y con otra gente fabulosa. Y es lo que digo yo: la amistad está por encima de todo.

Por esa incapacidad de la que hablaba, no es broma, quizás solo pueda hablar de la poesía, y lo que se hace ahora es en general una alegría, una pasión que se renueva como necesidad para Canarias. Yo no quiero dar nombres para no hacer omisiones, porque la poesía quizás solo se lea entre poetas y por eso todos los poetas están siempre pendiente de lo que se pueda decir de ellos.

Para que la poesía sea sana debe tenerse claro que no da dinero; que es casi inconcebible para el poder.Juan Ramón Jiménez dijo que la poesía está dirigida a la inmensa minoría. Eso conlleva el hecho de que la poesía quede fuera de los círculos mercantiles de la literatura y desde esa perspectiva queda como un hecho marginal; maldito, en el buen sentido de la palabra. Esa desatención que secularmente ha venido sufriendo la poesía en términos de mayorías, la han preservado y le han dado una importancia distinta, sustraída a muchísimas manipulaciones de las que sería objeto si no se concibe como lo hizo Juan Ramón. Yo creo en eso: para que la poesía sea sana debe tenerse claro que no da dinero; que es casi inconcebible para el poder.

Del premio lo que más me ha gustado es haber sentido tan próxima y tan preciosa la amistad de mis amigos. Creo que el Cabildo me regala unos ejemplares de Nación del Aire. Ya los tengo todos dados, esa es la única promoción que yo voy a hacer.

Wladimiro RodriguezWladimiro Rodríguez Brito

Cuando leemos lo que está ocurriendo con los monocultivos y el abuso de pesticidas y agroquímicos, aparecen los interrogantes de los transgénicos. Países con desiertos "verdes", como el caso de la soja del norte de Argentina y Paraguay o Brasil. Suelo en el que los herbicidas no han dejado hierbas ni a los pájaros, causando problemas de salud en sus habitantes, llegando incluso a plantear el debate sobre prohibir la fabricación del glifosato y otros agrotóxicos.

En otro estado de cosas está la sequía, el cambio climático, los problemas del agua para la población, y los consumos por parte de la agricultura.

La agricultura de Lanzarote es una lección de economía de recursos, la adaptación de las plantas al medio, ya que tiene los secanos más productivos de Canarias, cultivando unas 4 mil hectáreas, con una producción que supera, los años buenos, las 20 mil Tm. Si bien hace unos años solo en cebollas y batatas superaban dicha cifra. Hablamos de una crisis cultural más que económica.

La devaluación del agro en Lanzarote es un tema cultural, en la que el productivismo, la revalorización de la naturaleza, separada de la cultura agraria conejera, unida a las modas, las importaciones de comida barata y la separación de los jóvenes del manejo y conocimiento de lo rural, asociando la agricultura solo con dinero y vida fácil, separando campo y salud, campo y cultura. Solo queda como referencia la bodega y el vino del país, por ello, más del 50% de las tierras cultivadas tienen viña. El resto de cultivos, jables y enarenados, ha entrado en crisis, ya que la cebolla ha tenido problemas de comercialización. Las legumbres de la tierra, higueras, tuneras y otros frutales, manteniéndose como paisaje singular, los cultivos de viña en hoyos o las goronas abiertas al sur.

Agricultura y viento en Lanzarote. Sin duda, una de las lecciones más bonitas de la agricultura conejera está en el maíz enano: ¿en cuánto tiempo ha conseguido el conejero cambiar la biología de una planta que según Jaime Gil se cultiva en Lanzarote dese 1750? La planta ha aprendido a vivir con los vientos alisios. En un periodo menor a los 300 años la planta se hace enana solo en el tallo, pero de gran rendimiento en la producción, con la quinta parte del agua que necesita en México, hasta dos mazorcas, en muchos casos. Es un cultivo que podemos proteger del viento, con setos vivos, de centeno, o bien con paja haciendo de barrera a barlovento del maíz. Cultivo que ha disminuido de manera significativa, quedando un 30% de la superficie cultivada en 1980, reduciendo también la superficie de cebolla al 10% (de 1.310 Has. en el año 1980, a 118 en 2014). La batata y sandía de 722 Has. a solo 118. Si bien se mantienen otros cultivos de hortalizas bajo riego, o bien las tuneras, que siguen manteniendo un 50%, y unos cultivos de papas en los valles.

La agricultura de Lanzarote es una referencia cultural de primer orden. No solo por mantener los cultivos de secano más activos de Canarias, unidos al Norte de Tenerife y a las viñas de La Palma. Es una agricultura singular en el manejo, bajo condiciones adversas (viento y sequía), tenemos un nivel de conocimientos empíricos muy valiosos, que hay que codificarlos y transmitirlos a los jóvenes. No olvidemos que se trata de una cultura que no es hija solo del hambre y la penuria, ya que en la vecina Maxorata la situación no ha tenido tal arraigo. Cultura que ha permitido la subsistencia ante situaciones límites, como ocurrió el año 1948 ante la sequía, en la que, sin una gota de lluvia, consiguieron una cosecha de boniatos en el jable.

Dignificar la cultura agraria es una tarea alcanzable, ya que Lanzarote se estimuló de valor hacia la naturaleza y el paisaje natural, pero separados de los agricultores. Hemos de señalar y dignificar al agricultor conejero como innovador, como adelantado ante la agricultura industrial, cargada de agrotóxicos e interrogantes. Un puchero con boniatos cultivados con estiércol en jable, y unas piñas de millo conejero, son algo básico que dignifica el paisaje y paisanaje, en una isla en la que el hombre ha domesticado la naturaleza sin romperla. Los cultivos de Lanzarote tienen mucho de imaginación, pero también de trabajo y lucha para domesticar los volcanes y conseguir algo para llevarse al estómago.

Por favor, separemos la agricultura del PIB económico mercantil. Asociemos el campo al PIB cultural de mucha sabiduría y experiencia acumulada al estómago y la vida más humanizada y menos monetarizada. Lanzarote es un laboratorio vivo del cambio climático y la lucha contra la aridez.

 

Jorge DortaJorge Dorta

Según el poema de Viana, la princesa Dácil fue la hija de Benchomo que se enamoró y se casó con el conquistador Gonzalo García del Castillo. Según dicho poema el oficial castellano fue hecho prisionero y puesto bajo los cuidados de la hermosa princesa para sanarle las heridas sufridas en una batalla. Además, según varios historiadores, Del Castillo prestó algunos servicios diplomáticos entre ambos bandos por lo que se hizo acreedor de una cierta estima por parte del mencey de Taoro.

Incluso existe una obra de Lope de Vega "Los guanches de Tenerife y conquista de Canaria" recoge en tres actos la comedia fundamentalmente basada en el poema de Antonio de Viana sobre el idilio en cuestión. El cuento de la princesa Dácil se repite e incluso en una web oficial promocional del turismo de Tenerife, en la wikipedia o incluso en un comic reciente subvencionado por el Cabildo de Tenerife.

Hasta aquí todo bien, pero el problema está en que desde finales del siglo XIX se sabe que esa leyenda es mentira. En el número 23 de la Revista del Museo Canario publicado el 7 de febrero de 1881 aparece un artículo del famoso e ilustre abogado tinerfeño Elías González Espínola titulado "Antonio Viana" en el que demuestra, con todo lujo de detalles, que si bien Dácil existió, dicha leyenda es falsa.

El autor de dicho artículo dice: "no se explica tampoco su encuentro y amores en este bosque con uno de los conquistadores, enemigo, por consiguiente, de su padre y de su patria. La idea de Viana es poética, pero ilógica. Es un hecho probado que la infanta Dasil casó con el rey de Abona conocido con el nombre de Adxoña ó Adjhona, llamado después, al recibir el bautismo, D. Gazpar Hernández."

Prosigue el autor aportando datos irrefutables: "Desde tiempo inmemorial se han hecho varias informaciones encaminadas a acreditar la descendencia de la infanta Dasil, entre otras, la de 2 de Octubre de 1614 ante el escribano Agustín de Mesa, las de 3 de Abril de 1 618 ante los escribanos Rodrigo Hernández Lordelo Y Marcos González Bravo, la de 12 de Marzo de 1619 ante Jerónimo Rosa, la de 2 de Agosto de 1622 ante Cristóbal Guillen del Castillo y últimamente la que se hizo en 1799 a instancia, de D. Cristóbal Pérez Barrios, ante el Alcalde mayor de la Laguna, en juicio contradictorio con D. lgnacio Álvarez. En estos autos se encuentra certificación de un expediente Ad Perpeptuam instruido con citación y audiencia del Síndico personero general de la isla de Tenerife en el año de 1611, día 15 de Julio, de la que resulta que declararon trece testigos de setenta u noventa. y cinco años, unos de ciencia propia y otro por haberlo oído a sus mayores y ser público y notorio, que la infanta Dasil, hija de Bencomo rey de Taoro, se llamó después de bautizada Doña Mencia Bencomo; que caso con el rey de Abona, Adxoña ó Adichona, llamado después de su bautismo D. Gaspar Hernandez y que de este matrimonio hubieron una hija llamada Catalina García Bencomo (...) Otro tanto consta también de informaciones que pueden verse en la Escribanía que ejerció el capitán Luis García del Castillo."

Pero aún hay más "No es este el solo error de Viana. Gonzalo García del Castillo no acompaño al Adelantado Lugo en la conquista de Tenerife, y por consiguiente, ni fue ni pudo ser herido, como pretende Viana y repite Mr. Berthelot, en el combate de Acentejo, ni en ningún otro de los que se libraron para la conquista de esta isla. Gonzalo García del Castillo fue conquistador de la Gran Canaria y nada más. Quien acompañó a Lugo en concepto de Comandante de la caballería, fué el capitán Hernando García del Castillo (...)"

Aunque en algunos lugares se ha corregido ese error y en lugar de Gonzalo García del Castillo ponen a Fernán (Hernando) García del Castillo, si te miras el poema de Viana, fuente original de la Leyenda, verás que allí, en el canto quinto de dicho poema pone claramente "El capitán D. Gonzalo del Castillo reconoce el bosque de la Laguna. Halla a la infanta Dácil, enamórase de ella"   

Pero Elías González Espínola sigue dando datos interesantísimos, dice en referencia a Argüello, primer escribano de Tenerife que tuvo ocasión de escribir "una reseña histórica de los acontecimientos más importan les de la misma [la Conquista], y en ese libro, escrito en latín, hace el autor una minuciosa descripción de la pureza de costumbres de los Guanches, y nos asegura, al hablar del rey Bencomo, que este tuvo dos hijas, una, Dasil Doña Mencía, que casó con Adjoña, rey de Abona, y la otra, Doña María, que casó con Juan Doramas, hijo de Doramas de Gran Canaria, y que fue uno de los que vinieron con el Adelantado Lugo a la conquista de Tenerife."

Esta información también la corrobora Serra Moratín (1897) «Dacil, que después de bautizada se llamó Mencía Bencomo, fué la primera mujer de Adxoña, mencey de Abona, después Gaspar Hernandez, tuvo datas»


Más que en las relaciones entre guanches y conquistadores, este matrimonio entre Dacil y Adjoña, habría que enmarcarlo dentro de la solidaridad que tuvieron los guanches del sur con los huidos de los bandos del norte.

En realidad quien se casó con Hernando Garcia del Castillo, capitán de caballería que vino con Lugo no fué Dácil sino la hija de Dácil y Adjoña, es decir la hija de Doña Mencía Bencomo y Don Gaspar Hernández, que se llamaba Catalina Garcia Bencomo. Dudo mucho que el matrimonio fuera por amor, entre otras cosas porque la diferencia de edad debió ser considerable. Cuando el español dirigía la caballeria de Lugo durante la conquista, la hija de Dacil y Adjoña todavía no había nacido. Más bien suena a matrimonio político dentro de la sociedad colonial resultante, como ocurrió con muchos otros linajes femeninos nobles de la sociedad nativa.

Evidentemente este hecho inspiraría a Viana a inventarse los amores entre Dácil y el capitán español, lo cual más que poesía parece propaganda para legitimar la posición de dominio de los castellanos en la sociedad resultante en donde la nativa y el conquistador se "aman"

Foto Chema Hernandez Aguiar 1Chema Hernández Aguiar

 A Manolo Curbelo, dignidad y coherencia, nación en cada poro.

 Sé que el término colonia, no es grato, muchos  lo eluden o huyen espantados de él, hacen todo tipo de malabarismo para obviarlo, incluso cuando se autodenominan nacionalistas, también toman distancia pública, salen a escape de cualquier vinculo con algo que medio suene a independencia. No obstante, la realidad es inmensamente tenaz, terca, irreverente e inevitablemente ella. La realidad te termina encontrando.

Cierto es que puedes tapar los ojos como un niño y te puede parecer que algo ya no existe, pero si “ese algo” va hacia a ti, contra ti, por más que cierres el intelecto y los sentidos al “algo”, digamos régimen colonial, terminará haciendo blanco, diana.

En la colonia, no admite la metrópoli medias tintas, café descafeinado o leche sin lactosa, no sólo se trata de afirmar españolidad, también consiste en facilitar todo y cada uno de sus negocios, jamás perjudicar sus intereses, eso incluye los de sus capataces y mayordomos en las islas.

Cuando esos intereses son afectados el blanco eres tú y los que te rodean, en ese momento “el algo” o mejor la “cosa nostra colonial” no te dejará otra opción que confrontarte o pedir clemencia, en este último supuesto, ingresas en su secta, si le eres útil, o abandonas discretamente, digamos por motivos familiares o de salud.

Dos Presidente del Gobierno de Canarias lo evidencian, Paulino Rivero que osó enfrentarse con las extracciones de petróleo ya probó la eficiencia del método, cercando económica y financieramente al gobierno de Canarias y la sociedad de las islas en su conjunto, activando los mismos sectores empresariales contra su gobierno y por supuesto los medios de comunicación afines, por último descabalgándolo de la candidatura a la presidencia. El segundo, Clavijo, fenomenal instrumento de los intereses económicos y empresariales de España, juramentado patriota, además de fiel servidor de los medianeros insulares.

Los círculos lo han sentenciado

En la colonia hay diversos círculos concéntricos de poder, el más pequeño y de menor rango es el político, digamos que son los administradores o mayordomos de la finca.

Se preguntará el lector cómo es posible si existen diversas organizaciones y partidos políticos. La respuesta les sorprenderá pero en Canarias hay un partido único de carácter transversal que incluye a dirigentes de distintas fuerzas políticas, vamos doble militancia, así en ella se integran prácticamente lideres y hacedores de lideres de todas, cuando digo todas es todas las fuerzas.

En cierta medida son los hacedores administrativos de las decisiones que en materia normativa, económica y social deciden los otros dos círculos que lo incluyen

Esta dirigencia política transversal defiende el proyecto económico, social, político, el estatus colonial del siguiente  círculo, mucho más influyente, soporte económico de cierta actividad política, mísero y avaro con los suyos, empoderado tras el derrumbe organizativo y político  de los sindicatos y organizaciones sociales.

Este circulo está compuesto por las empresas canarias de mayor facturación o importancia logística, que obtiene ingentes beneficios del estatuto ultraperiférico, de esta y la otra coyuntura  y de las prebendas, subvenciones otorgadas a cambio de apuntalar el status quo canario y liquidar cualquier opción soberanista.

También en este círculo están los representantes en las islas de las grandes empresas españolas, es decir, bancos, energía, agua, construcción, servicios y turismo, ciertamente con más poder, tanto financiero como operativo, pero asociados a los primeros por su dominio del “terreno”.

Por ejemplo, las aguas de abasto en Canarias y que consumimos y pagamos los canarios a precios astronómicos se encuentran en manos de Canal de Isabel II, Aqualia(Koplowitz), Aguas de Barcelona, según sea el norte de la isla o el sur, ahora bien los colaboradores isleños, de una u otra manera, en menor grado, participan en el reparto de beneficios.

Bien es este círculo, qué curioso, se llama Círculo de Empresarios quien determina el programa de gobierno de las instituciones Canarias, siempre respetando y haciendo seguidismo permanente de las políticas de los gobiernos de España.

Por encima de este circulo está el círculo de poder español puro y duro que los empresarios serviles canarios ni huelen y los  que transcienden las fronteras de la metrópoli, donde España más bien pinta casi nada.

¿Por qué molesta Antonio Morales?

Varias cuestiones son las que lo hacen blanco y objetivo de los círculos. Estas serían:

  1. Entiende que el Cabildo dificultará la aplicación generosa y amplia de la Ley del Suelo, en contrapartida con las facilidades del Gobierno de Canarias o Cabildos como el de Tenerife, además sus posibles actuaciones administrativas o legales, este hecho parece que genera incertidumbre e inseguridad jurídica a los inversores. Vamos que no podrían hacer su santa voluntad.
  2. Su posición en materia energética. Evidentemente es contraria a los intereses de las eléctricas y gasísticas.
  3. Su negativa a establecer alianzas con CC, también electorales.
  4. La alianza con Paulino Rivero, la posibilidad de que tanto en Fuerteventura como en Lanzarote se produjeran deserciones de CC y su incorporación a NC también disgusta, en especial activos movimientos que se producen en Fuerteventura y que podrían dañar gravemente el peso de CC en las islas y en la que el papel de Antonio Morales y su ascendente, igual que el de Paulino Rivero es importante.
  5. Por último no conviene olvidar que ese círculo obtiene grandes beneficios de la privatización de servicios públicos como la Sanidad(San Roque, Hospiten, Santa Catalina). El hecho de la proclividad y defensa de los servicios públicos del Presidente irrita, más cuando andan detrás de la privatización de la Formación Profesional reglada. Basta consultar sus web.

¿Qué vendrá?

                Es de esperar que entre el domingo y el lunes los ataques a su persona y a su gestión se agudicen, también que estos se extiendan a su círculo más cercano. También habrá advertencias veladas a otros dirigentes de NC para que aíslen o abandonen a Antonio Morales. Esto último podría ser insinuado a modo de amenaza. Esta guerra acaba de empezar, habrá daños colaterales pero aquellos a los que nadie eligió ya han decidido que los soberanos son ellos, por tanto ellos ponen y quitan presidente y es su intención que abandone y se rinda, infringiendo además varias derrotas consecutivas como la del gas. El fin último es que A. Morales no se vuelva a presentar. Antonio Morales sufre colonia, el resto de los isleños también.

Cati Darias Delgado copiaCati Darias Delgado

El 8 de marzo de 1857, trabajadoras del sector textil salieron a las calles de Nueva York  para luchar por sus derechos laborales. Las luchas obreras se suceden, las trabajadoras se organizan y en 1910, en Conpenhage, la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, con la participación de 17 naciones a las que se irían sumando otras en años sucesivos, proclamó el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. El 25 de marzo de 1911, se produjo un incendio en una fábrica de camisas de Nueva York en el cual, por no poder escapar de las llamas al encontrarse la fábrica cerrada por los responsables, dijeron que para evitar robos, murieron 123 mujeres y 23 hombres, la mayoría inmigrantes, entre 14 y 23 años.

Todo luchas de obreras, proletarias, anticapitalistas, socialistas, hasta que en 1975, la asamblea general de la ONU, fíjense ustedes qué organismo, declara oficialmente el Día Internacional de la Mujer, donde aún así, hace referencia a “las mujeres corrientes como artífices de la historia y hunde sus raíces en la lucha plurisecular de la mujer por participar en la sociedad en pie de igualdad”.

 

Canarias, año 2018. La clase trabajadora de cualquier género sigue siendo invisible después de más de cinco siglos de lucha. A unas condiciones laborales pésimas y unos salarios de miseria, hay que sumar el trato colonial dispensado por el estado español y el gobierno canario como colaborador necesario y que nos proporciona, además de convertirnos en el balneario de la Europa del capital con la destrucción de nuestro medio, los mayores índices de paro y pobreza, pero además recae especialmente sobre la población trabajadora femenina la doble discriminación salarial, la exclusión ante la dependenciala alta  y postergación de la mujer rural canaria. Recaetambién sobre las mujeres más menesterosas el mayor nivel de violencia de género. Súmese a todo ello los indicadores de mayores tasas de analfabetismo y los peores servicios públicos que afectan a las féminas y al conjunto de la clase trabajadora del País Canario.

Por estas y otras cuestiones, personas plurales y diversas que somos las trabajadoras organizadas en Intersindical Canaria, reivindicamos la denominación de Día Internacional de la Mujer Trabajadora, porque nos sentimos identificadas con el devenir histórico de esas luchas, porque creemos en  la lucha de clases y en el derecho a la dignificación de sectores invisibilizados de la sociedad y seguiremos luchando hasta que pueda ser posible la desaparición de las clases, que hoy existen y persisten en la realidad social de quienes ejercen la explotación y la mayoría social que la sufre.

Ningún ser humano puede ni debe olvidar las raíces ni la historia. La imposicióno la mera sugerencia para las manifestaciones previstas este 8 de marzo, siendo las organizaciones sindicales las únicas convocantes posibles de la huelga,de la no exhibición de símbolos o banderas de los colectivos organizados, constituye en sí mismala expresión del capital y persiguen en último término la invisibilización de la lucha obrera organizada que estuvo y sostuvo el origen de la conmemoración de este día y que con tanta fuerza reivindicativa se ha desarrollado en Canarias y en el mundo.

Ni todos los sindicatos son lo mismo, ni todos los partidos son iguales,ni Canarias es lo mismo que España para permitirse establecer criterios de forma generalizada, ni todas las mujeres somos obreras anticapitalistas para que sean subsidiarias de la misma lucha las empresarias del íbex 35 con las operarias de cualquiera de las empresas de hostelería.

Éstas son las contradicciones: se abre la convocatoria del 8 de marzo a las personas integrantes de los partidos del capital, corresponsables junto con la cúpula empresarial, integradosambos por mujeres y hombres, de la actual situación de abuso frente a la cual intentamos luchar, y se cierra para la expresión de la organización social y obrera que integra la clase trabajadora. Esto, permítannos, constituye un atentado al libre derecho de las mujeres Canarias con sus especificidades a organizarse para la lucha y al recorrido histórico de este día reivindicativo.

Tomás Ramos copiaTomás Ramos

¡De Islas Verdes a Islas de Cabo Verde!

Jamás en la Historia de la Humanidad, un peligro tan terrible para el devenir del ser humano ha sido advertido con tanta insistencia, con tantas pruebas racionales científicas abrumadoras, y con tanta anticipación, como el del cambio climático. Basta con mirar superficialmente los pronósticos de los científicos ambientalistas durante los últimos 30 años, o los artículos de denuncia de las organizaciones ecologistas de hace décadas, y se verá que no sólo se están cumpliendo al pie de la letra, sino que incluso se quedaron cortos... ¡¡Y eso que se les tachaba de agoreros alarmistas!! Y, sin embargo, aquellos que deberían haber tomado nota de estos hechos, las élites gobernantes, y haber actuado en consecuenciapreventivamente, han actuado, y siguen actuando, con una irresponsabilidad absoluta y criminal, a todos los niveles, en toda situación y lugar. Parecen tal cual a los adictos a alguna droga dura que está matando a los que la consumen, que los médicos se lo han advertido una y otra vez que van camino del cementerio a corto plazo si no dejan su vicio, y siguen, y siguen, como zombies, caminando hacia el precipicio.

No sería bueno que nos perdiéramos en el análisis de la lucha contra el cambio climático a nivel mundial… Es demasiado complicado y nos puede hacer perder la perspectiva. En estos temas hay que pensar globalmente, sí, pero actuar localmente. Veamos nuestra situación en nuestro medio cercano, en nuestras islas Canarias, o más concreto aún, en nuestras islas occidentales , en nuestra isla palmera que, supuestamente, es una isla verde, húmeda, donde el agua es (era) abundante… Y tanto, que la hemos desperdiciado, y la seguimos desperdiciando, como locos suicidas. La realidad evidente es que el cambio climático… ya está aquí. Por si la visitan estos días, verán que, en pleno invierno, está la Caldera de Taburiente más seca que en un verano tórrido., por dar un ejemplo. Lo peor es que estas anomalías meteorológicas, este clima desconocido que estamos teniendo, no es algo episódico… Es, será la norma, lo más frecuente a partir de ahora. Ya no somos ni seremos islas verdes, somos, seremos a muy corto plazo, más bien algo así como las islas africanas de Cabo Verde, meteorológicamente hablando. Y por si no las conocemos… sepamos cuál es su clima, para hacernos ya a la idea: Las islas de Cabo Verde son unas islas semidesérticas con unas invasiones de aire cálido sahariano muy frecuentes, con sequías tremendas que duran años… y luego, puntualmente, llega una tormenta subtropical repentina en la que cae de golpe toda el agua que ha faltado durante largo tiempo… y vuelta a empezar con la sequía… La Palma, la Gomera, el Hierro, el norte de Tenerife, pasarán a ser en muy pocos años similares al sur de Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote…: semidesiertos subtropicales rodeados de agua salada.

A todo ello se debería estar tomando ya medidas rápidas, enérgicas y bien planificadas. Pero es evidente que no se puede esperar peras de un algarrobo, ni visión de futuro en nuestra clase política isleña bananera. Están más pendientes de la Nueva Ley del Suelo, en crear una segunda burbuja inmobiliaria más disparatada y perniciosa que la anterior, que ante el peligro ya presente. No ven el futuro inmediato ni teniéndolo ya delante de sus narices. ¿Y cuál es este futuro inmediato, ya casi presente?:

Colapso de la agricultura de regadío que queda por falta de agua, cada vez más cercanos los momentos de restricciones y cortes de agua frecuentes en el entorno urbano, incendios todavía más catastróficos en nuestros montes. etc, etc, y etc. Un panorama desolador. ¿Qué tendrían que estar ya haciendo y planificando, pero no lo hacen? Es evidente, no hace falta ser nada inteligente, sólo pararse a pensar un momento para darse cuenta que lo siguiente ya debería estar en marcha:

– Una revisión rápida y urgente, municipio a municipio, de las pérdidas de agua por fugas o defectos en la red, tanto en el abasto público y privado a nivel urbano, y reparación asimismo, urgente… Porque, aunque no se difunde, lo que se pierde en esta isla palmera por este concepto, alcanza cifras catastróficas. A nivel de municipios, el de Los Llanos , hasta ahora, se llevaba la palma sobre el más despilfarrador… tres de cada cuatro libros se perdían en fugas por el pésimo estado de la red de distribución. Ahora, tras algunas reparaciones de la parte de la red de aguas más deficiente, no se conoce si otro municipio ostenta actualmente este primer puesto de vergüenza.

– Lo que se dice para la red urbana de abasto de agua, vale también para la red agrícola¿Cuántos canales y tuberías de traslado de agua a nuestros campos pierden parte de su caudal por el camino? Es evidente que mucho, demasiado para estos tiempos que vivimos. Ya la revisión a fondo y urgente, y su reparación absoluta, tendría que estar en marcha. Pero no se está haciendo. ¡Total irresponsabilidad!

– Balsas, estanques y depósitos de agua, para cuando cae alguna lluvia abundante, cada vez menos frecuente. Es fundamental tener dónde recogerla, y con garantías de que no se pierda. Pero, como bien sabemos, la historia de buena parte de nuestros embalses en La Palma, es de llanto. Recordemos todas las roturas en la balsa de Barlovento, el despropósito de la balsa de Fuencaliente, rota nada más ser inaugurada, los estanques antiguos del Valle de Aridane abandonados sin que hayan sido aprovechados, y ahora, la historia interminable de la presa de Vicario en Tijarafe. Por si la visitan, se está llenando… de vinagreras y otros matojos que crecen en su fondo.

– Depuración y desalación de agua marina, y turismo de costa. Con cantidades menguantes de agua, es imposible abastecer al turismo de costa, a la población urbana y a la agricultura al mismo tiempo. El turismo tiene que fabricarse su propia agua, y ya se tendría que estar trabajando en ese aspecto, Eso sí, con energías alternativas. Sol y viento para producir agua potable a partir del mar, para el turismo costero que, de sus beneficios, sí puede pagarla. La escasa y preciosa agua natural tiene que quedar reservada para la población urbana y para la agricultura, con muy rígidas normas y técnicas de ahorro y consumo.

– Ensayar nuevos métodos de obtención de agua. Con urgencia y decisión. Resulta chocante que Canarias, pionera mundial y a la cabeza de la tecnología de obtención de agua a partir de las nieblas (en esta caso de los alisios), apenas la utiliza. En este aspecto, el aspecto práctico, Perú y Chile nos superan, con muchos pueblos del desierto costero abastecidos con el agua de nieblas marinas costeras. En La Palma los alisios soplan muchos días al año. En concreto en los 7 kilómetros que separan el Refugio del Pilar de la vertical de la Virgen del Pino, conocido por la Hilera, la niebla bate insistentemente contra la montaña. Bastaría una inversión respetable en “atrapanieblas” en ese lugar, para obtener tanta agua como la producción de una exitosa galería… Y encima el “embalse” de ese agua no habría que construirlo…lo hizo la madre naturaleza bajo nuestros pies, en la capa freática que está debajo de ese punto y de donde se abastece de agua potable buena parte del Valle de Aridane. Bastaría con dejar caer sobre el suelo de la Hilera el agua obtenida de los atrapanieblas para que ésta se infiltrara en ese gigantesco depósito subterráneo (y la laurisilva del lugar se fortalecería a su vez, creando un nuevo aumento de la condensación de agua por “lluvia horizontal”…) Efecto “bola de nieve” beneficioso.

Sin embargo, en lugar de cosas como éstas, ¿qué es lo que nos ofrecen las “lumbreras” de nuestra casta política insular, con el ya “obsoleto” Perestelo como “cabeza” destacada?:

– Anuncios del Cabildo sobre posibles ayudas o subvenciones para reabrir antiguos pozos, que se salinizarán en muy poco tiempo…

– Sugerencias de ir cambiando los plátanos por los aguacates (como si los agricultores fueran imbéciles que no se dan cuenta de cuánta agua gasta cada cultivo, y no necesitan consejos en ese aspecto).

– Sugerencias de cambiar el riego por aspersión por el riego por goteo. (de nuevo llamando tonto y desinformado al platanero… como si no supiera del tema bastante más que sus políticos).

¿Cuál será la próxima ocurrencia, cuando la cosa esté realmente grave, lo cual será muy, pero que muy pronto? ¿Subvenciones para traer agua en barcos desde Madeira, como ya hacen en algunas islas griegas semidesérticas ? ¿Insistir en la tradicional plegaria anual a la Virgen de las Nieves o a San Miguel?

Como no nos movamos y dejemos de estar mirando al cielo o al poder a ver qué nos ofrecen de arriba, el agua escasa y carísima volverá a ser, como antaño, la cadena de hierro que nos ate a la esclavitud de los aguamangantes…