Sin titulo

AF16189F 5E66 4514 A6C5 41ED56986F73

La extrema e histórica indulgencia con la que sus súbditos han reaccionado históricamente ante los excesos de la familia real española destaca como singular e incomprensible. Igualmente excepcional, pero además repugnante, resulta la actual sumisión de la clase política hispana a la misma institución monárquica que, tras ser abolida por la República, recordemos, fue rehabilitada por el dictador Franco.  Ahora, también el otro poder: el judicial, certifica que, al contrario de los que afirma la letanía oficial, no todos somos iguales ante la ley. Y no sólo porque la reina Leticia o sus suegros, con absoluta impunidad  metan  a diario la mano en la hacienda pública para multiplicar su multimillonario ajuar o practicar actividades  licenciosas, abofeteando de paso a los cientos de miles de canaritos en paro o en régimen de pobreza, sino porque llegado el caso, los parientes más directos de Felipe V, tras cometer corrupción y enriquecerse ilícitamente mediante la utilización de una institución del Estado (hechos probados), son premiados mediante una absolución o una clementísima sentencia con la que sus señorías del juzgado de Instrucción de Palma premian a la hermana del Rey y a su esposo, fallo judicial este que incluye una indefinida residencia vacacional en Suiza.

Una banda organizada que trafica

con la sanidad pública

 

 

Día contra la violencia

a las mujeres

46525945 2102660276462342 5746900188916613120 n

Marcha Palmas Gran Canaria EDIIMA20181125 0384 19

Coincidiendo con el día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, el pasado 25 de noviembre, se desarrollaron en toda la nación canaria, pero especialmente en las Palmas y La Laguna (Tenerife) por su gran número de asistentes, actos y manifestaciones de reivindicación contra la lacra de las agresiones de género. En la primera imagen correspondiente a Tenerife, el STEC-Intersindical Canaria centró su atención en la educación en la igualdad para combatir la violencia machista. En la segunda imagen de la marcha de la capital grancanaria, “Las mujeres de negro de Canarias”, prefirieron vincular la protesta a la agresión bélica mediante una pancarta que decía: “Ni mujeres, ni hombres, ni dinero para la guerra”

ESPAÑA

 

Franco por El Roto