Rese 1

15.5

 

 

 

Casa CulturaEl Gobierno canario, vuelve a dar muestras de su enemistad con las actividades promocionales de la cultura El escaso mantenimiento realizado en el antiguo sistema de aire acondicionado de la biblioteca de la Casa de la Cultura hace 40 años es el causante del elevado número de patologías respiratorias que han sufrido su personal y, quizás podría estar relacionado con los casos de cáncer de pulmón de dos trabajadores de despachos contiguos.

La Biblioteca, más conocida como la Casa de la Cultura, ha sido durante más de 40 años, una de las principales alternativas de los ciudadanos y estudiantes de la capital como lugar de lectura, consulta y estudio. Abierto al público en 1977, es gestionado por el Gobierno de Canarias desde 1984, el edificio ha sufrido algunas obras de mantenimiento, pero necesita una urgente reforma integral. Tampoco han tenido un mantenimiento adecuado sus sistemas de aire acondicionado.

 

Para José Luis Guzmán de Intersindical Canaria, la inacción de los encargados de la biblioteca ha sido una irresponsabilidad, pues han puesto en peligro la salud de sus trabajadores y de miles de niños y adultos, que estuvieran expuestos a los efectos negativos de unos aparatos sin el mantenimiento adecuado

La Inspección de Trabajo determinó que el sistema general del aire acondicionado de la zona de biblioteca era un peligro para la salud de los usuarios”. En la planta baja, habían evidentes cercos negros en la salida de los conductos del aire debidos a la falta de limpieza y mantenimiento de los filtros, la contaminación de los conductos por partículas de suciedad, arena o el hollín expulsado por el tráfico de la zona, ya que algunos tramos de los conductos estaban rotos o podridos, con evidente oxido y suciedad. Además, en las revisiones realizadas por los representantes de los trabajadores, se encontraron con máquinas con excrementos de palomas, baterías deterioradas, bandejas de desagüe oxidadas, conductos rotos y despegados, los aislantes de fibra de vidrio descompuestos y fragmentados por las aves o los roedores para hacer sus nidos. También encontraron una rata momificada en el conducto por el que el aire circulaba hacia la zona de la biblioteca infantil.

Tras varios meses jugando al gato y al ratón, la Inspección de Trabajo amenazó con llevar este tema a la Fiscalía si no le hacían caso a sus requerimientos. El escrito remitido al área de Prevención del Gobierno de Canarias permaneció cuatro meses ‘durmiendo’ dentro de un cajón para dar tiempo a cambiar los aparatos, denuncia Intersindical Canaria.

 

thumbnail

 

 

59534459 556596745167597 800274311301562368 n

Sin titulo

 

 

el roto y memoria historica