E973426C 081F 4388 BA10 1ED57647B868A toda costa se intenta que el Partido de los Trabajadores no vuelva a repetir como gobernanteLejos de corregir, la judicatura  brasileña  impuso y ahora aumentó la pena inicial de 9 a 12 años de prisión  al ex presidente y líder del Partido de los Trabajadores,  Lula da Silva. Por tanto, previsiblemente, Lula no podrá ser candidato a la presidencia el próximo mes de octubre, a pesar de que, a día de hoy, todas las encuestas lo sitúan como el candidato con mayor respaldo popular.

 

En la misma línea de pronunciamiento de otras organizaciones sindicales mundiales, Intersindical Canaria, reprueba esta nueva maniobra.

Tal como ocurriera con su antecesora Dilma, las pruebas utilizadas contra Lula, carecen de consistencia, pretendiéndose ahora  también eliminar al candidato que, saben de antemano, no va a obedecer las directrices del imperialismo americano y de la banca internacional, frenando a la vez la influencia perniciosa de los EE.UU y sus adláteres en América Latina.  De tal manera, por métodos sucios, se intenta  mantener en el poder al autoritario Temer o a cualquiera de sus correligionarios.

Hay que recordar que esta ofensiva que intenta por métodos sucios evitar que los países americanos sean liderados por representantes de las clases populares ya tuvo sus efectos en Argentina con el dictadorzuelo Macri, en Honduras, utilizan el fraude electoral y la represión para que no gobierne la izquierda; y también en Venezuela, tras la caída de Chávez, continúan tratando  de derrocar al gobierno Bolivariano mediante el uso de la fuerza.