thumbFUERTEVENTURA

Mientras otras cinco organizaciones ambientalistas de carácter estatal firman una declaración contra las acciones que se pretenden en la Montaña, durante los día 25 y 26 de marzo tuvieron lugar varios actos populares reivindicativos para que Tindaya sea preservada de cualquier nueva agresión a los valores que contiene como espacio y monumento natural. Como se sabe, la montaña aparte de sus atributos paisajísticos, atesora un importante número de petroglifos podoformes, guardando además en toda su extensión perimetral un carácter espiritual y sagrado para los antiguos canarios de la isla.

 

Además, continúan sumándose nuevas adhesiones para evitar el atentado contra la Montaña promovido por el propio gobierno autónomo llevando a cabo el proyecto del escultor Chillida, consistente en realizar una dentellada la montaña mediante una gran excavación y realizar un chapucero montaje escultórico que rompen con cualquier concepto racional y civilizado del arte o la creatividad. El Comité Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), organismo asesor de la ONU en una reciente declaración, también plantea serias objeciones al destructivo proyecto.
Las jornadas de Encuentros Canarias por Tindaya, en la que se realizaron varios actos divulgativos y conferencias, concluyeron el domingo con una concentración ciudadana para escenificar nuevamente un llamamiento a la protección de Tindaya y su entorno en la que ya se ha realizado excavaciones para la extracción y venta de la piedra de traquita, con la correspondiente destrucción de una parte de los yacimientos arqueológicos. Las affaire que ha traído consigo la elaboración del proyecto y su adjudicación han contado a los contribuyentes canarios unos 20 millones de euros sin haber realizado aun actividad alguna del proyecto escultórico.