02192149 xlEN CANARIAS, LA DEPRESIÓN, MÁS FRECUENTE Y MÁS GRAVE

La depresión, materia escogida por la OMS para celebrar el Día Mundial es una enfermedad mental que a menudo se presenta con síntomas de ansiedad y constituye la primera causa de discapacidad, pudiendo llevar al suicidio. Las cifras globales hablan de unos 3000 suicidios por día, siendo Canarias la nación del mundo, donde más elevado es el porcentaje, tanto de discapacidad como de suicidios.

 

Existen factores de riesgo asociados al sexo femenino, la genética y otros que son modificables. Teniendo en cuenta que, dentro de los factores de riesgo modificablesde la enfermedad se encuentran la pobreza, el bajo nivel educativo, el padecimiento de otras enfermedades crónicas y contrastándolos con la situación socioeconómica, niveles de salud de la población y calidad de la asistencia sanitaria en Canarias, este dato no es de extrañar.La pobreza afecta a un 30% de la población en Canarias, (unas 600.000 personas), situándose esta cifra a nivel mundial en el número 18 del conjunto de las naciones, sólo por encima de aquellas que están inmersas o acaban de salir de conflictos bélicos. Canarias, cuenta con los salarios, pensiones y prestaciones por desempleo más bajas del estado español, con 300.000 desempleados, de los cuales, unos 150.000 no reciben ningún tipo de prestación. Los trabajadores canarios sufren las peores cargas de trabajo y las mayores jornadas.Complementariamente, la cesta de la compra de la comida saludable, es la más cara de Europa.

En cuanto al nivel educativo y propiciado por un sistema educativo deliberadamente deficiente, los canarios también nos encontramos a la cabeza en índices de analfabetismo, fracaso escolar y dificultades en el acceso a la formación.

Por otro lado, la población más enferma del estado español y con mayor índice de complicaciones, de aquellas patologías que, con adecuadas medidas de prevención podrían solucionarse, se enfrenta a un sistema sanitario público descapitalizado de medios humanos y materiales. En Canarias, y para el abordaje especializado concreto que nos ocupa, cuenta con sólo cinco especialistas cada 100.000 habitantes, cuando lo recomendado por la OMS, triplica esa cantidad.

La situación de especial fragilidad que sufre esta nación, es fruto de un trato colonial, establecido a través de la complicidad entre los gobiernos español y canario, donde se castiga a Canarias con la menor inversión por habitante del conjunto del estado.

Intersindical Canaria aboga por la instauración de políticas de redistribución de la riqueza, para paliar las grandes desigualdades existentes y la potenciación de los servicios públicos. Concretamente, se suma a la petición consistente en que la figura del psicólogo se integre en los equipos de Atención Primaria, dentro de las desaparecidas Unidades de Atención Familiar y exige que las Unidades de Salud Mental cuenten con los recursos necesarios, tanto humanos como estructurales para dar la adecuada cobertura a la prevención y tratamiento de esta enfermedad.