15.4.2019

Imagen archivo puerto Granadilla Tenerife EDIIMA20190204 0856 19Tal como adelantará en su momento una gran parte de la población tinerfeña y del conjunto de País canario para oponerse a su construcción, es ahora también el comité de empresa de Tenerife Shipyards el que denuncia la inutilidad del macropuerto de Granadilla. Es así como los trabajadores de esta empresa han manifestado  la inoperatividad, incluso, para los objetivos con que se justificó su construcción, acusando a la Autoridad Portuaria de excusarse en la congestión de Santa Cruz para echar a los clientes hacia Granadilla, donde no se puede trabajar con seguridad, motivo por el cual, los barcos  salen huyendo hacia el puerto de Las Palmas.

Los trabajadores de Tenerife Shipyards expresan su descontento ante los comentarios realizados por la Autoridad Portuaria y advierten de que no son borregos a los que se pueda engañar, pues basta comparar la actividad del puerto de Santa Cruz con el de La Luz en Las Palmas para ver que la palabra congestión es absolutamente inapropiada para las instalaciones de Santa Cruz.

 

Recuerdan que la Autoridad Portuaria insiste en la necesidad de dejar libre gran parte de la línea de atraque de Santa Cruz de Tenerife para las ocasiones en las que acuden pequeños barcos a descargar graneles, o a trasvasar combustible de un barco a otro. Contrariamente a ello, dichos barcos, por sus pequeñas dimensiones, pueden emplazarse en cualquier lugar del puerto, ya que ni requieren mucha profundidad libre (calado) ni mucha distancia de línea de atraque, añade el comité de empresa de Tenerife Shipyards. Estas embarcaciones, acuden en contadas ocasiones al mes, quedando el resto de los días los atraques desocupados, lo cual desmiente la necesidad de desplazar a Granadilla las actividades de reparación naval.

Explica que la tasa de atraque comercial de los tres buques perforadores y la plataforma que se encuentran atracadas en el puerto santacrucero representa unos ingresos diarios de 17.359,84 euros, lo que supone 6.249.542,40 euros al año.

Por ello por lo que resulta un desatino dejar sin puestos de trabajo a los ciudadanos de Santa Cruz de Tenerife, y dejar de ingresar 6.249.542,40 euros al año, para poder tener el Puerto de Santa Cruz de Tenerife bien vacío.

En cuanto al traslado de reparación naval a Granadilla, explican que no se pueden realizar estos trabajos ni atracar con seguridad, ni dejar los barcos sin tripulación o sin propulsión debido a las fuertes inclemencias meteorológicas, pues ni siquiera se puede pintar al aire libre. No se puede soldar ni la mayor parte de los días realizar trabajos submarinos, no se pueden montar andamios con seguridad ni realizar trabajos en altura la mayor parte de los días del año. No se pueden izar cargas debido al balanceo de las mismas la mayor parte de las semanas. No queremos ya imaginar lo que es instalar un dique flotante y querer trabajar en reparación naval, añaden. Tampoco dispone de servicios mínimos como amarradores, remolcadores, bomberos, centro médico ni emergencias y el comité de empresa de Tenerife Shipyards apunta que política de la Autoridad Portuaria está provocando que los clientes “salgan huyendo al puerto de La Luz en Las Palmas.

 

1º de Mayo 2019

 

Canarias con Cataluña

Una babel 10.4.2019

 

 

 

El Roto Votar